fbnoscript
2 de abril de 2014 | #1308

Conferencia Europea: un avance político

La Conferencia, que sesionó con casi treinta delegaciones, se pronunció por una Ucrania unida, independiente y socialista y fijó posición contra la Unión Europea imperialista y la Unión aduanera patrocinada por la oligarquía rusa.

conferencia europa

El fin de semana del 29 y 30 de marzo se reunió la Segunda Conferencia Euro-Mediterránea de Trabajadores: "Europa en crisis. Por una alternativa revolucionaria internacionalista", impulsada por las organizaciones europeas de la CRCI. De nuevo, tuvo lugar en Atenas, bajo los auspicios del EEK. Fruto de un trabajo político de meses, se hicieron presentes delegaciones de organizaciones y militantes de 15 países europeos y de Oriente Medio, un marcado crecimiento en relación al evento precedente. Se destacó la presencia de cuatro organizaciones marxistas de Rusia (incluido el recientemente creado Partido Comunista Unificado) y de una joven organizacion de Ucrania, "Contra la Corriente", que está presente en Odesa, Kiev, Járkov y Donetsk. Poco más de cien personas asistieron permanentemente a las tres sesiones. El Partido Obrero fue responsable del informe sobre América Latina (parte de la tercera sesión). El DIP de Turquía (CRCI) ocupó la presidencia de las sesiones, con la intención de subrayar la unidad internacionalista de los trabajadores de Grecia y Turquía. Savas Matsas (EEK) realizó el informe introductorio general. Los informes de las delegaciones (casi treinta, buena parte de las cuales no se conocía entre sí) consumieron prácticamente el tiempo formalmente reservado para los debates. Estos se produjeron, de manera espontánea, durante los propios informes. Dos delegaciones obreras combativas de Grecia (de la fábrica ocupada Viome y de los barrenderos municipales de Atenas en plena huelga) informaron sobre sus luchas, y se votaron mociones de apoyo. El informe del PO sobre América Latina, centrado en la actividad partidaria, en las victorias político-electorales del Frente de Izquierda, en especial la victoria sobre el peronismo en Salta; en la huelga docente y en las luchas en Brasil, fue seguido con una atención absoluta.

Como era de esperar, los informes y debates más calientes fueron los ruso-ucranianos-europeos: caracterizacion del gobierno provisional y del movimiento "Euromaidán", la anexión de Crimea por Rusia, los planes del FMI, las perspectivas políticas en ambos países. Se expresaron posiciones divergentes: la anexión de Crimea como un acto defensivo de Rusia contra el imperialismo yanqui-europeo, el peligro del resurgimiento del nazismo en Europa Oriental y hasta la posibilidad de una limpieza étnica anti-rusa en Ucrania. Los debates, a viva voz en el plenarios, continuaron todo el tiempo en los corredores.

El debate conclusivo se realizó en torno de la propuesta de declaración presentada por el EEK, la cual fue aprobada luego de cerrada discusión. La declaración defiende, con toda claridad, la lucha por una Ucrania unida, independiente y socialista, contra toda anexión y desmembramiento de Ucrania, por un lado, y, dice textualmente, contra "la Unión Europea imperialista, prisión de los pueblos al servicio del capital, y contra la ‘Unión Aduanera Eurasiática’ de los oligarcas; por una nueva Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas, en el pleno respeto de la autodeterminación nacional y en el marco de los Estados Unidos Socialistas de Europa", por el otro.

La Conferencia adoptó también una resolución específica sobre Chipre, "por un Chipre independiente, unificado y socialista, en una Europa socialista", después de los informes de las delegaciones turca y griega de la Isla.

En relación con la lista de la izquierda democratizante, para las elecciones europeas, que es encabezada por Alexis Tsipras, del partido Syriza, la conferencia caracterizó el compromiso de esa izquierda con el imperialismo y precisó que se trata de un frente de colaboración de clases "sin límites a la derecha".

La declaración final fue votada favorablemente por una amplia mayoría, en general, incluidas todas las delegaciones rusas y ucranianas. En la votación en particular sobre la situación ruso-ucraniana, se registró el voto contrario del DIP, la organización turca (no se opone a la anexión de Crimea por parte de Rusia). También votaron en contra los delegados del PCL italiano (por un lado, defienden la "autodeterminación de Crimea" y, por lo tanto, su derecho a incorporarse a Rusia y, por el otro, caracterizan a Rusia como "potencia imperialista"). La declaración fue votada favorablemente, en general, incluyendo la resolución de una campana política común hacia las elecciones europeas (UE) y ucranianas el proximo 25 de mayo, inclusive en Rusia.

La Conferencia concluyó con "La Internacional", cantada en treinta idiomas diferentes por todos los presentes. La continuidad de este trabajo político, la puesta en práctica de las resoluciones votadas y las divergencias que pusieron de manifiesto los agrupamientos de la CRCI, integran la agenda de la reunión que la CRCI tenía prevista al finalizar la Segunda Conferencia Europea.

Osvaldo Coggiola

Compartir

Comentarios