fbnoscript
9 de abril de 2014 | #1309

¿Quo vadis, Renzi

ITALIA

Barack Obama, Matteo Renzi

El flamante primer ministro italiano acaba de amenazar con tomárselas si no logra aprobar su "reforma electoral". La "reforma" plantea convertir el Senado en una cámara de representantes de las regiones, reducir el número de sus integrantes y eliminar su actual función legislativa. La iniciativa supone darle mayoría en el modelo "unicameral" al partido que saque más del 37%, esto con una "sobre representación" que le asegure mayoría legislativa al gobierno - una especie de ley Sáenz Peña (Argentina, ¡1912!). Si nadie alcanza esa cifra, habrá segunda vuelta para reforzar discrecionalmente el bipartidismo. Por eso también para poder acceder al Parlamento se plantea una piso del 8 y del 12%, respectivamente, para partidos y coaliciones. Renzi, un centroizquierdista, realiza todo esto sin haber ganado ninguna elección, pues fue puesto a dedo por el presidente y por Berlusconi. Italia atraviesa por su tercer gobierno consecutivo no electo. Pretenden legitimarse, en junio próximo, por medio de las elecciones para el Parlamento europeo - no para el italiano. Renzi prometió gobernar hasta 2018 sin pasar por el voto.

El ímpetu de Renzi fue, sin embargo, baldeado cuando los capitostes de la Unión Europea le dijeron que su pretensión de relajar el déficit fiscal no sería aceptada. Entonces metió violín en bolsa y le aseguró a la canciller alemana que Italia mantendrá la política de austeridad y de precarización laboral sin límites. Los especialistas del exterior ya le han advertido que por esta vía lleva a Italia a una situación revolucionaria.

Renzi cortará las rebajas impositivas para las patronales, en especial las previsionales, pero las compensará con una mayor reducción del gasto público -de hasta 34 mil millones de euros en los próximos tres años, lo que incluye "quitas salariales a empleados públicos y cierre de puestos de trabajo a gran escala", que ascenderían hasta 85 mil" (Financial Times, 27/3). "Hay mucho margen para recortar: mucho puede lograrse con un incremento en la productividad, porque todavía hay mucha inflexibilidad laboral", se entusiasmó un analista consultado por el diario de la city londinense. Pero los que saben le están pidiendo al Banco Central Europeo que enfrente la deflación mediante una gigantesca emisión de moneda.

Italia, una de las mayores aliadas energéticas de Rusia, enfrenta la crisis adicional de los choques de la Otan con Rusia por Ucrania, o sea la eventualidad de elegir entre Guatemala y Guatepeor.

Lucas Provenzano

En esta nota:

Compartir

Comentarios