fbnoscript
28 de agosto de 2014 | #1329

La militarización de la policía en Estados Unidos

EXCLUSIVO DE INTERNET

La militarización de la policía en Estados Unidos

El funeral del joven negro Michel Brown, asesinado por la policía de la localidad de Ferguson (estado de Missouri) estuvo precedido por nuevas protestas, tanto en allí como en Nueva York, donde se movilizaron cinco mil personas. Para contener la rebelión de Ferguson, Obama envió al terreno al fiscal general Eric Holder y prometió revisar los programas que permiten la militarización de la policía.

"Guerra urbana"

El asesinato de Brown es el eslabón de una cadena de arbitrariedades, atropellos, crímenes y creciente segregación contra la población negra y pobre, por parte de un aparato represivo crecientemente militarizado. Un estudio de varias áreas metropolitanas advierte que "la mitad de la población negra vive en áreas sin presencia blanca" (El Cronista, 15/8). Más allá de esto, la desigualdad social en Estados Unidos y la pobreza han crecido sostenidamente con la bancarrota capitalista. Son numerosos los municipios que se han presentado en bancarrota -el más destacado es Detroit-, con la consiguiente confiscación económica de sus habitantes. Hay 46 millones de pobres (15% de la población) y los empleos generados son de bajos salarios o a tiempo parcial. Esta realidad ha tomado expresión en las huelgas de los maestros de Michigan y de los trabajadores de las cadenas de comidas rápidas, que pelean por una duplicación del salario mínimo.

Diversos escritos del Pentágono que hipotizan una guerra urbana, la atribuyen a la "radical disparidad de ingresos" (WSWS, 15/8). Una Resolución del Departamento de Defensa permite al Pentágono vender armamento de guerra a las policías locales. Así, éstas -como es el caso de Ferguson- se fueron pertrechando de material empleado en las guerras de Irak y Afganistán.

Nada que ofrecer

La hipótesis de la "guerra urbana" tiene otros aspectos. Obama ha recibido del congreso 3.700 millones de dólares adicionales para militarizar la frontera. Aunque la Guardia Nacional se retiró de Ferguson, no hay perspectivas de condena al responsable material del crimen. "Sólo dentro de dos meses -y con suerte- se sabrá si se abre o no juicio contra el policía. Comienza ahora la etapa de construcción del caso y de recolección de pruebas" (La Nación, 22/8). El fiscal del condado de Sant Louis, a su vez, "es blanco e hijo de un policía (...) su primo y su tío son policías. Políticos y activistas han exigido al gobernador (...) que lo retire del caso y nombre a un fiscal especial" (El País, 24/8).

Gustavo Montenegro

Compartir

Comentarios