fbnoscript
23 de abril de 2015 | #1360

BRASIL: Jornada de lucha contra el proyecto de tercerización laboral

Bajo la convocatoria de la CUT, Conlutas y otros sectores, el 15 de abril se desarrolló un día nacional de luchas contra el proyecto de ley 4330 de tercerización laboral. Una semana antes, la aprobación de la propuesta en la Cámara de Diputados ocurrió en el marco de una represión policial contra aquellos que se manifestaban delante de las puertas del recinto.


El proyecto, apoyado por un sector de la burocracia sindical y por toda la oposición patronal, afianza la precarización laboral, elimina las trabas que impiden una generalización de la tercerización y bloquea la responsabilidad solidaria de la empresa principal. Apunta a una división de los trabajadores y al abaratamiento del salario. Por eso mismo, su aprobación definitiva constituiría un enorme retroceso en los derechos de los trabajadores brasileños. Aunque Lula se manifestó en contra del proyecto y llamó a Rousseff a vetarlo, esto no exime al PT de su responsabilidad en el ataque más general contra los trabajadores en que el proyecto se inscribe, incluyendo miles de suspensiones, despidos y recortes en el seguro de desempleo y la pensión por viudez, entre otros.


El día nacional de luchas incluyó protestas, paros y piquetes en 21 estados del país. Entre los sectores movilizados se destacan los actos y manifestaciones de obreros mecánicos de San Bernardo de los Campos, metalúrgicos de Curitiba, docentes, trabajadores del subte y choferes de varios estados. Todos estos sectores han protagonizado importantes luchas. Si la jornada no logró mayor contundencia, se debe al papel de la CUT, la central obrera oficialista, que se resiste a convocar un paro nacional debido a sus compromisos con el gobierno. La huelga general es el camino para quebrar el proyecto (al que le resta un largo periplo institucional para transformarse en ley), unificar los procesos huelguísticos en curso y producir un gigantesco pronunciamiento del proletariado brasileño contra toda la política de ajuste.

En esta nota:

Compartir

Comentarios