fbnoscript
10 de septiembre de 2015 | #1380

Luchas obreras en Estados Unidos

El 16 de agosto, 30.000 trabajadores de US Steel y Arcelor Mittal salieron a las calles del país en "una semana de luchas por contratos justos", para renovar sus contratos trianuales (Wall Street Journal, 16/8). El miércoles 19, en el "día de acción nacional", miles marcharon a lo largo de doce ciudades de Estados Unidos, y el jueves 20 la cita fue en la mina de Iron Mountain en una "marcha de solidaridad". Allegheny Technologies Incorporated (ATI) de Pittsburgh, despidió a 2.200 trabajadores, quienes mantienen piquetes en su puerta.
 
Las luchas replicaron el día 20, con más de 2.000 obreros de US Steel en Gary (Indiana), alguna vez una pujante ciudad industrial y hoy transformada en una tierra de edificios desocupados. El mismo número se movilizó en Virginia, Minnesota. También se registraron 400 manifestantes en River Rouge (Michigan) y centenares en Granite City (Illinois), Braddock y Steelton (Pennsylvania), y Birmingham (Alabama). "Nos están retrotrayendo 50 años. Es un trabajo duro, peligroso, y quieren pagarnos como en McDonald's. Por si fuera poco, quieren sacarle el seguro médico a los jubilados" (WSWS, 22/8). El salario promedio es de 25 dólares, pero puede llegar a 16 la hora. De la misma manera denuncian que los obligan a hacer turnos de 16 horas, siete días a la semana, incluso a embarazadas y a mujeres con hijos chicos.
 
Miles de trabajadores mineros, por su parte, se movilizaron a las puertas de Arcelor Mittal en Indiana, el 19 de agosto. Se unen a la protesta la United Mine Workers of America, Boilermakers, Service Employees International Union, United Food and Commercial Workers, y Unite Here (Fight For 15). El jueves 21, mil obreros de Iron Range, Minesota, marcharon a las instalaciones de la empresa para exigir "contratos justos".
 
En la industria automotriz, a su vez, 140.000 trabajadores de las plantas de General Motors (GM), Ford y Fiat-Chrysler, avalaron la huelga. Los 48.500 trabajadores de GM votaron en favor de la movilización para renovar todos los contratos. En la primera semana del mes, 37.000 trabajadores de Chrysler hicieron lo mismo, y los de Ford votarán igual la semana entrante. Arriba del 95% de los obreros de la Fiat Chrysler en las plantas de Detroit, Illinois, Belvidere y Sterling Heights, votaron en favor de la huelga.

En esta nota:

Compartir

Comentarios