fbnoscript
3 de diciembre de 2015 | #1392

Huelga general en Paraguay

Movilización y piquetes el 18 de diciembre
“Preparar, preparar otra huelga general” parece ser el grito de guerra, constante, en cada movilización de los distintos y diversos gremios del país, campesinos, trabajadores organizados y estudiantes, tanto secundarios como universitarios, los tres principales frentes de la resistencia en Paraguay, acompañados de varios partidos políticos de izquierda.
 
Otra huelga general es la consigna, la segunda en lo que va del período gubernamental del presidente Horacio Cortes, sobre quien es de público conocimiento su vinculación amistosa con Mauricio Macri, desde los carteles de la mafia del fútbol hasta la administración de los bienes públicos, ambos representantes de la oligarquía latinoamericana.
 
La medida de fuerza pretende llevarse a cabo por cuatro días. Sería la cuarta huelga de este tipo pero la más extensa en la historia, decidida en asamblea de las centrales sindicales el pasado 12 de noviembre.
 
Es una respuesta a la apatía del gobierno ante los reclamos estudiantiles por la reforma universitaria o el almuerzo escolar o el costo del boleto del ómnibus. Expresa los paros de los trabajadores de bus por la falta de libertad sindical, que se ve reflejada en los choferes de la Línea 49, quienes después de par de meses crucificados, recién fueron escuchados.
 
La huelga vuelve a sacar a la luz la masacre de Curuguaty, las tierras destinadas a la reforma agraria que siguen siendo usufructuadas por sojeros, para la plantación mecanizada, que además no paga los impuestos suficientes para las arcas del Estado.
 
En los últimos meses, el gremio de los cooperativistas ha protagonizado grandes movilizaciones, exigiendo la democratización de las unidades. Ellos también adhieren sus reclamos a la huelga, así como los trabajadores taxistas, quienes conforman el enjambre amarillo, una de las agrupaciones que más fuertemente operan en estas fechas, que no son casuales, puesto que el tercer y cuarto día de la medida, el 21 y 22 respectivamente, se estará desarrollando la Cumbre de presidentes del Mercosur, en la ciudad de Asunción.
 
Esta será, a nivel nacional, la prueba más grande de la resistencia contra los planes del imperialismo. La huelga exige un 25% del aumento en el sueldo mínimo. Piquetes y movilizaciones serán las constantes en la calles, mientras en paralelo Macri, ya como presidente asumido confirmaría que una de sus primeras medidas en política exterior será la solicitud de suspensión de Venezuela del Mercosur. 

Compartir

Comentarios