fbnoscript
28 de diciembre de 2015 | #1395

Cateura: una catástrofe ambiental en ciernes

La crecida del Río Paraguay sobre Asunción amenaza con provocar una catástrofe ambiental de proporciones gigantescas. El río está llegando al límite del basural Cateura, que concentra todos los deshechos de Asunción de los últimos treinta años. El corazón del basural son las piletas de residuos líquidos (lixiviados), que acumulan más de 100 millones de litros de material fuertemente contaminante. El contacto de las piletas con las aguas del Paraguay dará lugar a una contaminacicón masiva, que puede llegar a contaminar la fauna y la flora ictícolas de todo el litoral del Paraguay - Paraná, terminando con buena parte de ella.
 
El basural es manejado por una empresa privada (Empos). El presidente Cartés ha frenado todos los intentos de declarar la emergencia ambiental en torno de Cateura. Actualmente, se declaró la emergencia por parte del Ministerio de Salud, pero no se ha tomado ninguna medida concreta. Las aguas ya han llegado al borde del basural y la empresa no ha puesto a disposición sus instalaciones para una verificación real de las filtraciones de lixiviados. Los especialistas sostienen que estas filtraciones ya se están produciendo.
 
Numerosas organizaciones ambientales han comenzado una campaña por medidas urgentes de parte del gobierno paraguayo frente a esta situación. A medida que el tema se va instalando, va generando una honda inquietud popular. El tema fue ignorado olímpicamente en la cumbre del Mercosur; incluso cuando todos los gobiernos son conscientes de la gravedad de la situación. Debe convocarse en forma urgente una comisión independiente que establezca las medidas a tomar y cuente con el presupuesto para las obras de emergencia necesarias para mitigar la catástrofe.
 

En esta nota:

Compartir

Comentarios