fbnoscript
2 de febrero de 2006 | #932

“Progetto Comunista sigue su camino”

Declaración de la Asociación Marxista Revolucionaria Progettto Comunista
Marco FerrandoEl Comité Político Nacional del Partido de la Refundación Comunista (PRC) del 21/22 de enero de 2006 concluyó con la reafirmación descontada de la perspectiva política del gobierno de la Unión por parte de Fausto Bertinotti y de la mayoría del PRC: una perspectiva de subordinación del partido al gran capital y a un programa de la Unión —ya definido de hecho— que se caracteriza por el relanzamiento de la política de sacrificios sociales y por el neo-atlantismo (pro-norteamericanismo) en política exterior, en función del relanzamiento del capitalismo italiano.
 
El propio juicio laudatorio dado por Bertinotti (y Cremaschi) sobre el convenio colectivo de los metalmecánicos, da la medida anticipada de cual será el papel del PRC en el gobierno de la Unión: un papel de bendición y cobertura de la concertación para bloquear las reacciones sociales a las medidas antipopulares y para privarlas de un punto de referencia político autónomo. Es la misma razón por la cual el centro liberal de la Unión quiere al PRC en el gobierno (...)
 
El carácter irrenunciable de la oposición comunista
 
En este contexto, las razones de la batalla más general de Progetto Comunista resultan más confirmadas que nunca. Todas las posiciones de las mociones “críticas” intermedias que todavía se obstinan en salvar el cuadro de referencia de la Unión, limitándose a volver a proponer “ámbitos de negociación” (Grassi) o a reivindicar una mayor “presión de movimiento” (Cannavo), han perdido hoy casi toda credibilidad y espacio. En particular, el grupo dirigente de Erre, que todavía hoy vuelve a proponer un “acuerdo político electoral” con la centroizquierda en torno a algunos “puntos fundamentales” (?), en el mismo momento en que sobre todos los puntos fundamentales el programa de la Unión se caracteriza como programa de los industriales y de los banqueros, da la medida de la impermeabilidad de los grupos dirigentes de los componentes centristas a las propias lecciones de la experiencia.
 
Sólo Progetto Comunista avanza coherentemente la única propuesta política alternativa: la ruptura con el centro de la Unión, la unidad de los trabajadores y de sus representaciones en torno a un programa anticapitalista común.
 
La candidatura revolucionaria, producto de una larga lucha
 
La presencia del compañero Marco Ferrando, portavoz nacional de Progetto Comunista, en las listas del partido como candidato al Senado está al servicio de esta batalla política general: una candidatura que responde de modo natural al criterio de máxima representación y reconocimiento del área congresal de Progetto Comunista y de su propuesta de una oposición comunista a los gobiernos de centroizquierda y centroderecha.
 
La impugnación de diez miembros del área de Progetto en el CPN, que habiendo reclamado a la Secretaría general un diputado propio y luego de no haberlo obtenido, acusan a Ferrando de haberse rendido al gobierno Prodi, es sólo un episodio triste que comprensiblemente atrajo algunas especulaciones periodísticas. Se trata de un grupo de minoría de la AMR Progetto Comunista, sustancialmente marginal en el área congresal de Progetto, que habiendo votado la propuesta de línea política de la Asociación, en ocasión de su Conferencia Nacional del 6 al 8 de enero, ha decidido “romper” por cuestiones organizativas y de gestión de la AMR: así, primero abandonaron los trabajos de la Conferencia, después se declararon “fracción pública de la AMR” (abriendo un sitio propio, paralelo al de la Asociación y anunciando la publicación de su propio periódico, “Progetto Comunista”), finalmente ha actuado como una organización hostil a Progetto Comunista, llegando al uso de insinuaciones sobre sus dirigentes a través de repetidos comunicados de prensa.
 
Pero esta acción de distracción, seguramente dañina y no casualmente criticada muy duramente por la propia Coordinadora por la Refundación de la IV Internacional, no modifica un ápice la realidad y la perspectiva de Progetto Comunista. Progetto Comunista, luego de una larga discriminación sufrida a manos del grupo dirigente del PRC, arranca un posible espacio parlamentario, “beneficiándose” indirectamente del derecho de representación de las minorías (además absurdamente reducido) que Bertinotti, después del VI Congreso, ya no podía evitar, hasta por razones de “imagen”. Y Progetto arranca este espacio sin ningún “canje político”, como el propio Ferrrando ha reivindicado públicamente, frente a Bertinotti, en la reunión del Comité Político Nacional del PRC (20 de enero de 2006).
 
A diferencia de otras minorías que intentan su propio reconocimiento institucional en una lógica de “canje”, y que a cambio de este reconocimiento como primer acto han renunciado a presentar sus propias mociones políticas en el CPN, Progetto Comunista no ha realizado y no realizará ningún compromiso que afecte cuestiones de principios. Entendemos la posible conquista de una representación parlamentaria como el producto indirecto de una batalla política intransigente de muchos años; por esto, en el mismo momento de la candidatura, presentamos regularmente en el CPN nuestra moción “Contra un gobierno con los banqueros, por una alternativa de los trabajadores”, como señal de la continuidad de nuestra batalla política de fondo por el carácter irrenunciable de la Oposición Comunista. Una vez más los hechos miden nuestra coherencia.
 
Una campaña por el relanzamiento de la Refundación Comunista
 
Esta batalla nuestra da hoy un paso adelante. La fase que se abre amplía en los hechos el espacio de construcción de Progetto Comunista. Ahora, en diversas realidades, nuevos sectores de base de Ernesto y de Erre, e incluso que provienen del bertinottismo, se acercan a nosotros como una referencia organizativa y de perspectiva. Así, sectores de vanguardia política y social que no están atraídos para nada por un nuevo gobierno de concertación, prestan atención a nuestras razones. Y estos espacios se ampliarán todavía más al avecinarse el probable gobierno de la Unión. En este cuadro, en todas las ciudades y realidades provinciales será presentado en las próximas semanas el llamamiento “Por la defensa y el relanzamiento de la oposición de clase, por el relanzamiento de la refundación comunista”, ya editado por la AMR y mucho más actual hoy. Todos los compañeros y grupos de compañeros que quieran unirse a esta campaña nuestra o que simplemente quieran recibir una copia del llamamiento para conocer y profundizar las razones de Progetto Comunista, pueden tomar contacto con nuestra organización y coordinar iniciativas o encuentros. En cuanto a nosotros, no ahorraremos nuestra energía.
 
Marco Ferrando y Franco Grisolía (dirección del PRC); Ivana Aglietti, Tiziano Bagarolo, Vito Bisceglie, Letizia Mancusi, Michele Terra y Marco Veruggio (CNG)

En esta nota:

Compartir

Comentarios