fbnoscript
12 de noviembre de 2016

Perú: dos campesinos muertos y 23 heridos de bala en represión del gobierno

La represión del gobierno peruano dejó dos muertos y veintitrés heridos de bala en Parcoy, departamento de La libertad. La escalada represiva parece no tener techo. Hace menos de un mes, ocurrió otro asesinato en medio de una brutal represión del gobierno de Kuczynski.
 
Cerca de 800 personas de la Comunidad de Alpamarca se manifestaban pacíficamente, protestando contra la contaminación de la laguna de Piás. El corte se efectuaba debido a la rotura de una tubería de relave que ocasionó problemas de contaminación en dicho lugar, ubicado en la provincia de Pataz.
 
Según indica el sitio Servindi.org (6/11), la población tiene un sentido rechazo a la empresa minera, a la que acusa de dañar el ambiente y afectar recursos hídricos como los ríos San Miguel y Parcoy que desembocan en la Laguna de Piás". 
 
Diversos medios indican que la represión habría sido alentada por la empresa Consorcio Minero Horizonte luego que los pobladores bloquearan la ruta del sector Chilcapampa.
 
Kuczynski es Gioja 
 
El gobierno peruano, que asumió los últimos días de julio, ha profundizado la orientación de su antecesor Humala de convertir a Perú en un Estado al servicio de las mineras. La actividad se viene desarrollando de forma intensiva en los últimos años al punto de colocar al país como el tercer exportador mundial de cobre. El desplome del precio de los commodities en general, y de los metales en particular, afecta especialmente a un modelo extractivista que consolido al cobre como su principal fuente de ingresos.  
 
Igual que ocurre en la provincia de San Juan, estas empresas gozan de todo tipo de privilegios oficiales y contaminan el medio ambiente.
 
No Pasarán
 
Frente a esta situación, distintas comunidades se organizan rechazando el desembarco de nuevas mineras que empeoren aún más sus condiciones de vida. Según el diario El País, el 45% de los conflictos sociales en Perú son manifestaciones contra los pulpos mineros, llegando a un promedio mensual de 210. 
 
Por su parte, el gobierno no duda en intensificar la represión a estos movimientos. Aquí también existe un hilo de continuidad entre Humala y Kuczynski. 

En esta nota:

Compartir

Comentarios