fbnoscript
27 de abril de 2017

Persecución al colectivo LGTBI en Chechenia: campos de concentración y amenazas de exterminio

El presidente niega la existencia de gays en el país. Manifestación en la embajada rusa el próximo viernes 28.
El colectivo LGTBI se encuentra gravemente amenazado por las máximas autoridades de la república chechena, que integra la Federación Rusa, cuyo presidente Ramzan Kadyrov exigió "eliminarlos antes de que comience el Ramadán" (que comienza el 26 de mayo), según informó sir Alan Duncan, ministro de Asuntos Exteriores del Commenwealth del Reino Unido en un informe a la cámara de los Comunes, según informó el portal neoyorquino MIC. "Las acciones que describen los reportes son absolutamente barbáricas", dijo Duncan en la sesión. "Una fuente de las fuerzas de seguridad chechenas decía que los arrestos producidos son parte de lo que él llamó como 'una limpieza preventiva'. Grupos de derechos humanos denuncian que las campañas antigay y los asesinatos son orquestados por el líder de la república chechena, Ramzan Kadyrov. Él mismo llevó adelante otras campañas violentas en el pasado. Fuentes han dicho que quiere a la comunidad LGBTI eliminada para el comienzo de Ramadán" (MIC, 24/4). 
 
"Conocemos de cuatro prisiones secretas", declaró la periodista Elena Milashina del diario ruso Novaya Gazeta. "Dos se encuentran en Grozny, la capital chechena, y hay una en Argún donde tenían detenidas a personas LGBT y las golpeaban, torturaban y asesinaban" (BBC, 14/4). Luego de la publicación de la noticia sobre la existencia de campos de concentración en Chechenia, la periodista tuvo que abandonar la Federación Rusa debido a las amenazas, a la vez que la redacción de Novaya Gazeta recibe amenazas de manera constante.
 
Testimonios recogidos por la CNN (sección rusa) dan cuenta de arrestos de hombres gay que son torturados para que "delaten" a otras personas del colectivo. "Me empezaron a golpear con puños y patadas", dice uno de los testimonios. "Después ataron cables a mis manos y pusieron clips metálicos en las orejas para electrocutarme. Tienen equipos especiales muy poderosos. Querían que les dé los nombres de mis amigos gay" (CNN, 19/4).
 
Ante la polémica internacional desatada por la denuncia de la existencia de los campos para homosexuales, Alvi Karimov, portavoz de Ramzán Kadýrov, dijo: "No puedes detener a personas que no existen en nuestra república. Si personas así existieran en Chechenia, las fuerzas de orden público no tendrían que preocuparse de ellas: sus propias familias se encargarían de enviarlas donde no pudiesen volver” (Independent, 25/4). En las máximas instancias del poder está encaramada una corriente fascistoide aliada al gobierno de Vladimir Putin y que actúa como muro de contención y represión a las fuerzas separatistas chechenas.
 
Ramzan Kadyrov es hijo del ex presidente Ajmat Kadýrov, asesinado en 2004 mientras cumplía funciones como primer mandatario por una bomba colocada por la guerrilla separatista. Ajmat había llegado al poder con un discurso independentista, pero pronto viró a la lealtad a Moscú. Ramzan Kadýrov –líder del grupo paramilitar conocido como los kadýrovtsy, fuerza de choque contra los movimientos opositores y separatistas– fue nombrado presidente de la República Chechena a los 30 años por un acuerdo del parlamento en 2006, luego de la muerte en un accidente del sucesor interino de su padre asesinado. El gobierno totalitario –la persecución a opositores y medios de prensa es moneda corriente en Chechenia– de Ramzan Kadýrov le permitió al ejército ruso distender su presencia armada en la región. La población chechena es mayoritariamente musulmana. La alianza con Putin permite asegurar la represión a los grupos separatistas en una región en disputa por sus grandes reservas gasíferas y petroleras. Tienen en común, además, el rasgo de persecución al colectivo LGTBI, cuyas manifestaciones públicas y la exhibición de comportamientos no heteronormativos están penados por la ley.
 
El activismo LGTBI se manifiesta en varias capitales del mundo contra la persecución al colectivo LGTBI en Chechenia, donde están sus vidas amenazadas por el gobierno totalitarista de Kadýrov, que cuenta con el beneplácito del máximo poder ruso y su líder Vladimir Putin, impulsor también de leyes homofóbicas en toda la Federación Rusa. Por eso este viernes 28, a las 17, en la Embajada de la Federación Rusa en la Argentina (Rodríguez Peña 1741) se desarrollará una manifestación en repudio a estas políticas y en reclamo del desmantelamiento inmediato de los campos de concentración para personas LGBT en la República de Chechenia y el cese inmediato de toda forma de violencia hacia las personas LGBT en la totalidad de la Federación Rusa.

En esta nota:

Compartir

Comentarios