fbnoscript
13 de junio de 2018

Macri títere de Trump y Netanyahu

Consecuencias de la no ida del seleccionado argentino a Jerusalén

“Termino con la última pregunta, muy importante. Nosotros le preguntamos al señor Jefe de Gabinete, si el presidente Macri tenía previsto viajar a Israel, en el marco de la tremenda matanza llevada a cabo por el ejército sionista contra los palestinos. Nos contestaron que no lo haría por ahora, pero, sin embargo, la selección de futbol jugará un partido amistoso. En este sentido, nos preguntamos si el gobierno de Macri apoya la represión genocida de Netanyahu y Donald Trump contra el pueblo palestino. ¿Qué posición tienen? Esto es fundamental porque no se puede ser cómplice de esta masacre de los pueblos palestinos”.

Esta es la pregunta que la diputada del PO-FIT, Romina Del Plá, le dirigió al Jefe de Gabinete, Marcos Peña, en la sesión plenaria de la Cámara de Diputados realizada el 23 de mayo último. Peña se negó, por supuesto, a condenar la represión sionista genocida llamando a “todas las partes a extremar las medidas para evitar nuevos incidentes”. Usó el lenguaje de Netanyahu que considera a los palestinos que reclaman por sus derechos como “terroristas”. En la represión al “terrorismo” sobre la Franja de Gaza el régimen sionista lleva -en un mes y medio- cerca de 150 de muertos y más de 2000 heridos de bala. Del lado de las fuerzas armadas sionistas, las víctimas son… cero. 
Respecto al partido ‘amistoso’ de la selección argentina en Jerusalén antes del mundial, Peña dijo que esto no era función del gobierno: “aclaro que el gobierno nacional no fija el calendario de partidos de fútbol de la selección nacional”.

¡Mentiras!

Días más tarde se confirmó plenamente que la selección argentina iba a jugar -antes del mundial- un ‘amistoso’ en Israel. Se cambiaba incluso el lugar original (Tel Aviv) para llevar el ‘deporte’ a Jerusalén, la ciudad que Netanyahu y Trump declararon unilateralmente capital del estado sionista, en una nueva provocación contra el pueblo palestino.

El partido fue arreglado política y directamente entre Netanyahu y Macri. Luego entregaron el evento a la voracidad económica de dos grupos privados. Con la complicidad de la AFA argentina que cobraba 3 millones de dólares. 
Nuestra diputada, Romina Del Plá, presentó entonces un proyecto ante la Cámara de Diputados, solicitando que el Congreso “llama a que la selección argentina no sea usada y NO viaje a Jerusalén”, denunciando que “se usa el deporte como parte una maniobra espuria avalando las maniobras belicistas” de EEUU e Israel.

Lógicamente, el oficialismo no puso a debate el proyecto. Pero días más tarde fue la propia selección la que se negó a viajar, influenciada por los ecos de la campaña de los palestinos y organismos de derechos humanos en el mundo y, particularmente, en Barcelona, donde estaba concentrado el seleccionado argentino. Esto obligó a la AFA y al propio Macri a aceptar la resolución de Messi y sus compañeros, a pesar de las presiones abiertas de Netanyahu. La ministra de ‘deportes’ de Israel, una ex general del ejército sionista, salió a denunciar a los ‘terroristas’. Y el gobierno argentino inició una investigación pública para inculpar a los ‘terroristas’ argentinos, que se manifestaron en Barcelona. 

No se mezcla deporte con política, trató de justificar el sionismo. Pero… hace un par de días salió la denuncia del equipo seleccionado de Irán para el mundial, que la empresa Nike no quiso vender los botines que usa el equipo iraní por el boicot económico que decretó Trump contra ese país.  

El no viaje del seleccionado argentino a Jerusalén es un golpe democrático internacional contra el genocidio sionista y la complicidad macrista. Que se suma a la lucha nacional por el derecho al aborto.

Compartir

Comentarios