fbnoscript
11 de agosto de 2018

8A en Bolivia: el movimiento independiente de mujeres se refuerza y se suma al pañuelazo internacional

8A en Bolivia: el movimiento independiente de mujeres se refuerza y se suma al pañuelazo internacional

Foto: Milena Pérez

En apoyo a la gran lucha que dio el movimiento de mujeres en Argentina, en Bolivia, como en todo el mundo, se realizaron pañuelazos, concentraciones y mitines el 8A.

En Cochabamba, desde Socialismo Revolucionario junto a otras organizaciones como la Red Lesbica Bisexual (LB) Cochabamba, la agrupación [email protected] por una propuesta educativa, colectivo Las Ramonas, Acción Humanista y compañeras jóvenes independientes organizamos un Mitín-Pañuelazo en la plaza principal 14 de septiembre.

De la acción participaron compañeras y compañeros que respondieron a la convocatoria de una movilización independiente de mujeres y hombres a favor de la causa del aborto legal, seguro y gratuito.

Los discursos de las manifestantes apuntaban no sólo a dar un respaldo a la lucha argentina sino a denunciar la situación del aborto clandestino en Bolivia y a apuntar al gobierno de Evo Morales, en el marco del régimen social vigente, como responsable de que se siga perpetuando la clandestinidad del aborto en Bolivia, y con esto la muerte de las mujeres. Además de denunciar esta medida criminalizadora como un mecanismo de control y disciplinamiento sobre el cuerpo de las mujeres en el marco del pacto iglesia-estado.

Nuestra intervención como Socialismo Revolucionario se centró, entre otros aspectos, en contextualizar la lucha de las mujeres argentinas en la crisis política del gobierno de Macri y del régimen capitalista en el mundo. Y cómo ese mismo escenario que se proyecta para Bolivia, será el contexto en el que las mujeres que luchamos en Bolivia por el aborto legal tendremos que enfrentar esta lucha. Denunciamos también la política del MAS de endeudamiento, dependencia y subordinación al capital financiero chino, una política, cuyas consecuencias económicas, el MAS está cargando sobre las espaldas de las mujeres trabajadoras, que en estas condiciones están más expuestas a ser orilladas por la economía precaria de sus familias a abortar en la clandestinidad. Siendo que en Bolivia como en todos lados el aborto es una cuestión también de clase porque son las mujeres pobres y trabajadoras las que mueren y quedan mutiladas en las clínicas clandestinas, mientras sólo un sector de las mujeres más acomodadas tiene la posibilidad de abortar en condiciones salubres demostrando porque nos acompaña la consigna ¡Aborto legal, seguro y gratuito!

En el marco de esta movilización las tres organizaciones que impulsamos desde un inicio la actividad (SR, LB y MPE) firmamos el pronunciamiento: “8A. Hoy Argentina, mañana Bolivia: Arriba los pañuelos verdes” conjuntamente a organizaciones de Sucre (Feministas Callejeras, grupo BASES) y La Paz (Agrupación Marxista Revolucionaria).

La movilización en Cochabamba fue un acto donde la protagonista fue la energía y fuerza de la juventud, acompañada de la de batucada musical de la red LB que acompañó el mitín y la marcha que se hizo en inmediaciones de la plaza principal.

Foto: Milena Pérez

Hicimos nuestros los pañuelos verdes que fueron la bandera de la movilización, en alusión al que hoy es símbolo de la lucha por aborto legal en el mundo. Símbolo que se traspoló desde el movimiento de mujeres en Argentina, ése que por portarlo, al igual que las compañeras chilenas, fueron insultadas, amenazadas y agredidas.

Como era de esperarse la reacción y provocación de los grupos “Pro Vida” se presentó en la movilización. Desde tempranas horas estos grupos se apostaron en la plaza de la convocatoria con carteles gigantes -con consignas tendenciosas y manipuladoras contra el aborto legal. Y permanecieron mientras paralelamente el movimiento de mujeres realizábamos nuestra acción. Contrariamente a lo que buscaban con sus gritos misóginos y retrógrados, las mujeres en lucha no caímos en su provocación, demostrando que la cultura violenta e intolerante viene de estos sectores que irónicamente predican el “amor al prójimo” y el “respeto a la vida”. No por eso dejamos de gritar fuerte los argumentos que tenemos para pedir la separación de la iglesia del Estado en pro de conseguir derechos elementales para la mujeres, a los que este sector históricamente se ha opuesto. Derechos como el aborto legal, que nos permitan seguir sobreviviendo en este régimen de la muerte. Contrariamente a los discursos retrógrados que nos señalan como proabortistas de una forma muy superficial, nosotras exigimos también Educación sexual científica y laica y acceso a anticonceptivos para no abortar.

Desde este mismo sector religioso y en general una sociedad conservadora y enraizada por sus principios morales, después de estas acciones, presenciamos como salen a la luz comentarios misóginos, ataques discursivos machistas y hasta amenazas contra las mujeres que abiertamente declaramos nuestra postura a favor del aborto legal.

Reivindicamos el método de organización y lucha en las calles de las mujeres argentinas, junto a otros sectores independientes, que a pesar de que los parlamentarios del régimen tanto del oficialismo y la oposición pasaron por alto la demanda popular de aprobar el aborto legal, las mantiene fuertes y todavía con la predisposición de seguir tomando las calles, donde históricamente han conseguido arrancar todos sus derechos. Llamamos a las mujeres a sumarse a este movimiento embrionario de mujeres que se gesta y a no abandonar la consigna de independencia para esta lucha. Independencia del estado, gobiernos y partidos del régimen y las ONGs. Ninguna fe en el gobierno y el parlamento burgués, ni en sus representantes ni aliadas políticas que intentaran cooptar la lucha independiente de las mujeres.

Por esto desde SR reivindicamos un feminismo clasista, socialista y que no sólo luche por todas las causas de las mujeres oprimidas sino que adhiera a todas las luchas de su clase.

Socialismo Revolucionario (Bolivia)

En esta nota:

Compartir

Comentarios