fbnoscript

´Gatillo fácil´ y asesinato de activistas en Brasil: una radiografía del régimen golpista

La policía mató a más de 5 mil personas en 2017.

Un informe del Foro Brasileño de Seguridad Pública arrojó un dramático incremento de los asesinatos a manos de las fuerzas policiales en ese país en 2017. Según el informe, que registra la cantidad de homicidios, “una de las principales causas del aumento de las cifras entre un año y el otro [de poco más de 61 mil en 2016 a casi 64 mil un año más tarde] fue que se disparó un 20% la cantidad de muertos por acción de la policía (…) la enorme mayoría de los muertos en estos casos, el 99%, fueron hombres de entre 12 y 29 años, y el 76% negros” (La Nación, 10/8). En limpio, la policía asesinó a 5.144 personas.

Estos números traducen una política de guerra contra la juventud y las masas empobrecidas, que se ha acentuado en los últimos meses a raíz de la intervención del ejército en la seguridad en Río de Janeiro. Una de las primeras víctimas de esa intervención, recordemos, fue la concejal del Psol Marielle Franco. Por otra parte, también se registra una masacre de activistas ambientales. Según un informe de la organización Global Witness indica que el país encabezó la lista de asesinatos con 57 casos en 2017: el grueso de los casos refiere a procesos de apropiación de tierras por parte de empresarios y a la protección del Amazonas.

El gobierno de Temer ha dado un mayor protagonismo a las Fuerzas Armadas en el marco de una agenda de choque contra las masas (reforma laboral, reforma previsional, etc.). En estos días, el ministro de defensa ha anunciado un despliegue mayor de efectivos de cara a las elecciones presidenciales de octubre, en la que los uniformados han ganado lugar en las listas y aspiran a robustecer su lugar en el parlamento y con él un reaccionario bloque agrario-militar-evangélico.

Estos números son la radiografía descarnada del Brasil que conduce el golpista Michel Temer y que es elogiado por ‘demócratas’ como Macri.

LEE TAMBIEN: “En estas elecciones se juntan la crisis política y la de la economía”

Compartir

Comentarios