fbnoscript
25 de agosto de 2018

Duro golpe al proyecto de reforma jubilatoria en Paraguay

En el marco de una enorme movilización popular, el Senado paraguayo se vio obligado a rechazar un proyecto que daba el primer paso para la elevación de la edad jubilatoria y que ponía en riesgo los fondos jubilatorios. Según informan varios diarios de ese país, muchos senadores apostaban a aprobar el proyecto con modificaciones pero debieron inclinarse finalmente por el rechazo bajo la presión de “la calle”.

En la concentración frente al Senado, que reunió varios miles de personas, participaron sindicatos estatales, la Central Unitaria de Trabajadores (CUT), la Federación de Educadores del Paraguay (FEP), la Confederación de la Clase Trabajadora (CCT), el sindicato de la empresa estatal eléctrica ANDE, y estudiantes universitarios, entre otros. En el interior del país hubo piquetes y movilizaciones que involucraron a centenares de trabajadores.

El proyecto de creación de la Superintendencia de Pensiones, que sería un órgano encargado de la administración e inversión de los fondos jubilatorios, fue impulsado bajo el gobierno del ex presidente Horacio Cartes, pero rápidamente entró en crisis bajo la presión de la movilización popular. Las organizaciones obreras denuncian la inspiración fondomonetarista de la iniciativa, alertan que se quieren rifar los fondos previsionales y que el nuevo órgano queda habilitado para emprender reformas que ataquen las jubilaciones.

Aunque los promotores del proyecto nieguen que el propósito de las reformas apunte a una elevación de la edad jubilatoria, ese es el planteo que se viene instalando desde hace tiempo desde la burguesía, en nombre de una supuesta insustentabilidad del sistema. Un reciente informe difundido por el Instituto Paraguayo de Derecho y Economía, una ONG dirigida por un egresado de la Universidad de Yale, plantea un “replanteamiento de todo el sistema previsional” (ABC, 24/8) que incluya una actualización del cálculo de las jubilaciones y la introducción del sistema de jubilación privado.

El proyecto fue devuelto a la Cámara de Diputados, que en principio lo archivaría, pero esto no significa la sepultura definitiva del ataque a las jubilaciones. La mayoría de los senadores defiende la necesidad de las reformas y sólo han llamado a buscar un consenso mayor de todos los actores, o sea que probablemente se impulsará un nuevo proyecto que consiga el respaldo de sectores empresarios, el clero y las conducciones sindicales.

Además de la movilización popular, el otro factor que explica el revés del proyecto jubilatorio es la división en el Partido Colorado, la fuerza de gobierno. El bloque de senadores que responde al ex presidente Horacio Cartes (Honor Colorado) dio marcha atrás en su apoyo al proyecto para golpear al flamante gobierno de Marito Abdo Martínez. Ambos se encuentran trenzados en una lucha de poder brutal que tiene como manifestación más visible el intento del presidente saliente de asegurarse una banca en el Senado.

Como en Nicaragua o en nuestro país, el ataque al sistema previsional despierta la resistencia de los trabajadores paraguayos. Entre protestas por abajo y peleas por arriba, cobra gran interés la situación política en el país hermano.

TE PUEDE INTERESAR: Paro y movilizaciones en Paraguay en defensa de las jubilaciones

En esta nota:

Compartir

Comentarios