fbnoscript
6 de julio de 2006 | #953

Fuera las tropas sionistas de Gaza y Cisjordania. Libertad a los presos políticos palestinos

Discurso de Jorge Altamira en la movilizacion por Palestina, 3/7/06
Compañeras, compañeros: ¿Quién es esta Embajada que se niega a recibir una nota firmada por el Comité Nacional del Partido Obrero? Esta es la misma Embajada que entre 1976 y 1982 apoyó a la dictadura militar que secuestró y asesinó a judíos argentinos; esta es la misma Embajada que apoyó a Pinochet; esta es la misma Embajada que encubre el atentado a la Amia; esta Embajada, sin autoridad moral, es la que rechaza la nota que pretendíamos entregar.
 
Nuestra autoridad moral es diferente. Somos el partido que ha luchado a brazo partido para denunciar la conspiración de los aparatos represivos en el atentado contra la Amia, somos los que hemos luchado contra la dictadura militar. Tenemos la autoridad para reclamar que las tropas sionistas se vayan de los territorios ocupados y que cesen de matar gente. Tenemos autoridad moral y tenemos autoridad política.
 
Hace diez días (cualquiera puede ir a verlo en los diarios), se formó una nueva Comisión de Derechos Humanos en las Naciones Unidas. En la reunión de inauguración de esta nueva Comisión estuvo presente el ministro de Relaciones Exteriores de la Argentina, Jorge Taiana. Y Jorge Taiana, según cuentan los diarios argentinos, lloró por la formación de esta nueva Comisión de Derechos Humanos de las Naciones Unidas. Pero no ya Jorge Taiana, no ya la Comisión de Derechos Humanos, sino la mismísima, putísima, Naciones Unidas, todavía no ha condenado un genocidio que no tiene parangón en la historia en el último medio siglo.
 
¿Dónde está Néstor Kirchner, que todavía no abrió la boca? Ni su ministro, este charlatán profesional, Aníbal Fernández, del Ministerio del Interior. El charlatán profesional no ha podido decir una palabra de condena. Y con razón. ¿O nos olvidamos el paseo en ropas de gala de Cristina Kirchner, el año pasado, por el territorio israelí?, y mucho más cerca que Santa Cruz de Buenos Aires, están Gaza y Cisjordania de Telaviv o de Jerusalén, pero no fue capaz de dar el otro paso de visitar a los pueblos palestinos que son oprimidos por el sionismo. Esta mujer de gala y su marido hoy no condenan este ataque, y de esta manera humillan a la totalidad del pueblo argentino que, mayoritariamente, repudia lo que está ocurriendo en Gaza y en Cisjordania. Y el Partido Obrero es el vocero de la mayoría nacional argentina al declarar abiertamente este repudio y a llamar a la movilización. Las funciones de representación nacional de este país, que es el nuestro, las ejerce el Partido Obrero y no el gobierno que está instalado a tres cuadras de este acto nuestro.
 
¿Dónde está Estela de Carlotto? Una mujer habilísima para rompernos el acto del 24 de Marzo, pero que no dice una palabra sobre esta masacre. Compañeros, el que autoriza una masacre, autoriza todas las masacres. Al que piense que, por estar aquí, nos movilizamos por un interés que no tiene que ver con el de nuestro pueblo, se equivoca. Denuncio al Estado nacional, que al no condenar esta masacre, está diciendo que en circunstancias similares actuaría de la misma manera que el ejército sionista contra el pueblo de Gaza y contra el pueblo de Cisjordania.
 
¿Dónde se ha visto que una acción militar de un grupo guerrillero palestino contra una unidad militar del ejército sionista sea respondida con una masacre general de la población? ¿Dónde se ha visto? Se ha visto en los territorios ocupados por el ejército hitleriano en Europa, en la Segunda Guerra Mundial, donde mataban a 50 civiles por cada acción guerrillera contra los nazis, y estos sionistas no vacilan en adoptar los métodos del nazismo, que ha tenido en su propio pueblo a una de sus principales víctimas. Por eso, estoy seguro que la mayoría de los judíos argentinos, con nosotros, repudian esta masacre.
 
Compañeros, estos actos públicos son los que mejor representan la personalidad del Partido Obrero, porque demuestran el carácter incondicional de su lucha contra cualquier forma de opresión.
 
Hay una gran enseñanza en la lucha de este pueblo palestino. Con una invasión inminente de tanques, bombardeos, artillería y misiles, que claramente tienen la intención de hacer que los pobladores de Gaza y Cisjordania se vayan de Gaza y Cisjordania, como lo hicieron en el ‘48, en el ‘67 y en el ‘73, en otros ataques. Que se vayan, echarlos. Tienen la intención de hacer una limpieza étnica de todo el territorio palestino. Cualquiera puede leer en los diarios, en El País que llega aquí, en Clarín, cualquiera puede leer que las mujeres y los niños palestinos dicen: “No nos vamos de aquí, aunque nos maten. No nos vamos de aquí, aunque nos maten”, y ese sentimiento lo compartimos.
 
Compañeros: Kirchner no dice nada, Taiana llora por causas desconocidas, Estela de Carlotto hace maniobras en los actos del 24 de Marzo; pero no sólo ellos. ¿Y los Lula? El Partido Obrero llama la atención a la circunstancia de que ni Hugo Chávez ni Evo Morales han condenado hasta ahora el ataque contra el pueblo palestino, y creemos interpretar las causas: si lo hicieran no se los dejaría entrar al Mercosur. Quieren entrar al Mercosur, quieren entrar al bloque de estos países capitalistas, tienen que adoptar los principios de estos grandes capitalistas que dominan el Mercosur; y Hugo Chávez y Evo Morales no dicen nada. Hugo Chávez está peleando para Venezuela un puesto no permanente en el Consejo de Seguridad de la ONU; si dijera algo, condenando esto, probablemente pierda ese puesto en el Consejo de Seguridad. ¿Vale la pena un puesto en un Consejo de Seguridad frente a una cuestión de principios, como la condena a esta masacre? El Partido Obrero, que no tiene pelos en la lengua, no maniobra, defiende un programa y una causa de emancipación, llama a las cosas por su nombre y denuncia esta política podrida del nacionalismo latinoamericano. Del nacionalismo patronal, el nacionalismo capitalista latinoamericano que no es capaz de defender una causa nacional como la causa nacional del pueblo palestino.
 
Naturalmente, las complicidades son enormes. Me produce vómitos, todas las mañanas, la lectura de los diarios. Titulares que dicen: “Se busca una salida a la crisis”. ¿‘Crisis’, ‘impasse’? No hay ni crisis ni impasse. Hay una masacre. Y hay que condenar una masacre. Hay un atentado contra millones de personas, y hay que condenar eso. No lo hacen ni siquiera los Estados árabes. ¿O alguien vio a Arabia Saudita, país podrido en petróleo y en dinero, salir al socorro de los palestinos? ¿O Egipto? ¿O incluso Irán? ¿Alguien está haciendo algo por el pueblo palestino? Hay un complot internacional por terminar con la resistencia de este pueblo. El Partido Obrero realiza este acto, pero hay un lugar del mundo que se ha anticipado a nosotros mismos en la movilización por el pueblo palestino, y me refiero a la movilización de la izquierda combativa judía en el propio Estado de Israel, que ha salido a la calle a reclamar que vuelvan las tropas, que salgan de Gaza y Cisjordania. La izquierda judía va más lejos aun: reclama a su gobierno genocida que acepte la negociación de liberar al soldado secuestrado por los prisioneros palestinos que están en las cárceles sionistas. En una encuesta del diario derechista Jerusalem Post, el 80% de los encuestados pidió que el gobierno sionista negocie la libertad del soldado secuestrado por los prisioneros políticos que están en las cárceles del sionismo. Esta movilización conmueve. Hay que darle un contenido internacional, un apoyo internacional...
 
Compañeros, cierro este acto señalando que vamos a proseguir esta movilización para que tenga características masivas, porque si logramos derrotar al sionismo en Medio Oriente, si logramos defender la lucha de los pueblos por la nacionalización del petróleo y el control obrero en América Latina, si logramos luchar para echar a los yanquis de Irak, con estas tareas, con estos hechos, habremos dado por la causa de la independencia nacional de Argentina, por la causa de la independencia nacional de América Latina y por la causa del socialismo internacional que el Partido Obrero representa, pasos gigantescos.
 
Gracias, compañeros. Todos a la lucha por “Fuera las tropas sionistas de Gaza y Cisjordania, libertad a los presos políticos”. Denunciemos a este gobierno charlatán y mentiroso que se esconde detrás de la Rosada para no condenar uno de los genocidios más importantes del último medio siglo.
 
Buenas noches, compañeras y compañeros.

Compartir

Comentarios