fbnoscript
12 de octubre de 2018

La barbarie sionista se cobra, cada semana, más vidas palestinas

En seis meses, 203 asesinados y 17 mil heridos a manos del ejército israelí

La barbarie sionista contra el pueblo palestino ha sumado este viernes el asesinato de otros seis jóvenes en el mayor campo de concentración del mundo en el que ha sido convertida la Franja de Gaza con el bloqueo por cielo, mar y aire impuesto por el gobierno israelí desde que, en 2007, llegó al gobierno el movimiento islamista Hamas.

Los jóvenes murieron por disparos de soldados israelíes durante las protestas de la denominada Gran Marcha del Retorno que se realizan periódicamente, desde hace poco más de medio año, ante la vallada frontera de la Franja con el territorio israelí, para reclamar el derecho al retorno a los territorios ocupados por el estado sionista y para protestar contra los casi 12 años de bloqueo que aquel le ha impuesto.

Hoy, además, “unos 112 palestinos más fueron heridos por disparos de soldados sionistas, entre ellos 10 menores” y “hay una persona en estado crítico y cinco muy graves” (El País, 12/10).

Hace 15 días, otros seis palestinos fueron asesinados por soldados israelíes en la misma frontera, entre ellos un chico de 12 años y otro de 14, que recibió un disparo en el pecho y otros 400 palestinos habrían resultado heridos, 83 de ellos por balas (Clarín 28/9).

En estos poco más de seis meses de manifestaciones han sido asesinados 203 palestinos (entre ellos menores y niños) y más de 17 mil han resultado heridos, muchos de ellos de gravedad, sin que el ejército sionista recibiera ni una sola baja, en una clara muestra de la desproporción de fuerzas y el carácter sanguinario y asesino del ataque militar sionista.

Las protestas tienen un carácter masivo en la Franja, pese al saboteo a la lucha palestina por parte de la conciliadora dirección de la Autoridad Palestina. Son miles los que se movilizan contra el ahogo, las privaciones y las condiciones de vida miserables que soportan en Gaza como resultado de la política represiva y opresiva del gobierno israelí, a la que se le suma la del gobierno militar egipcio que tiene bloqueada la otra frontera de la Franja. 

Estas masacres del sionismo son un complemento de la recientemente promulgada ley del “Estado Nación del Pueblo Judío”, que considera “de interés nacional” el desarrollo de los asentamientos judíos y la ocupación del escaso territorio palestino, medidas que el Estado sionista “debe alentar y hacer avanzar”. Esto con el apoyo del gobierno de Donald Trump, que hace pocos meses reconoció a Jerusalén como la capital de Israel trasladando a ciudad a la embajada norteamericana en ese país.

Las matanzas sistemáticas confirman la política de exterminio israelí contra el pueblo palestino esclavizado por los sionistas.

Hay que reiterar el llamamiento realizado por la Conferencia Internacional (convocada en abril en Buenos Aires por el PO, el EEK, el DIP y el PT) al movimiento obrero, a todos los luchadores por la libertad y a los oprimidos del mundo a movilizarse en solidaridad con el pueblo palestino, unirnos en apoyo a su heroica lucha en su territorio usurpado, ocupado por el régimen sionista israelí, sus tropas militares y colonos.

La salida es un Estado con los mismos derechos civiles, incluido el derecho al retorno de los refugiados palestinos, garantizados para todos, árabes y judíos, que no puede implementarse sin el desmantelamiento de las estructuras estatales sionistas.

Sólo puede lograrse sobre una base socialista de unidad de todos los oprimidos y explotados, emancipados del imperialismo, del sionismo y de los regímenes reaccionarios locales, en el marco de una Federación Socialista de pueblos libres de Medio Oriente.

En esta nota:

Compartir

Comentarios