fbnoscript
23 de octubre de 2018

La caravana migratoria sigue su paso

"¡No somos criminales, somos trabajadores internacionales!”

La multitudinaria caravana migratoria que partió hace diez días de la ciudad hondureña de San Pedro Sula ya atraviesa el territorio mexicano tras cruzar la frontera que une a este país con Guatemala. A lo largo de su recorrido, la multitud que busca llegar a los Estados Unidos se ha ido nutriendo con más y más pobladores que huyen de la descomposición social en Centroamérica, hasta llegar a las 7 mil personas.

La caravana enfrenta la hostilidad de los gobiernos de la región. Guatemala capturó y deportó a Honduras a Bartolo Fuentes, ex diputado del zelayismo y uno de sus referentes. La Casa Migrante guatemalteca denuncia que el gobierno de su país ha emprendido una militarización de la frontera con México y ha colocado alambres en la frontera con Honduras. A este último país lo acusa del despliegue de francotiradores (La Hora, 23/10).

 

En cuanto a México, intenta desinflar la caravana como sea para congraciarse con Trump. La retuvo en el puente fronterizo que conecta las localidades de Tecún Umán y Ciudad Hidalgo e incluso apeló al uso de gases lacrimógenos. Pero las autoridades fueron desbordadas por la gente que se abría paso de todos modos, o que directamente cruzaba en balsas a través del río Suchiate. Frente a este escenario, las autoridades piden a los migrantes indocumentados que inicien una solicitud de refugio y depongan su movilización. El traslado de cientos de migrantes a centros de refugio ha sido denunciado por organizaciones de Derechos Humanos como detenciones arbitrarias encubiertas (La Jornada, 23/10).

Pero el presidente yanqui no se ha inmutado por los esfuerzos de sus pares centroamericanos y redobló la presión sobre el gobierno mexicano, al tiempo que anunció el recorte de la asistencia financiera a Guatemala, El Salvador y Honduras en represalia por no poder detener el flujo migratorio. La caravana reabrió también una grieta en el imperialismo. El Washington Post y el New York Times han acusado al mandatario yanqui de manipular electoralmente el tema y de retomar el perfil xenófobo como parte de la campaña electoral hacia las primarias de noviembre. El tema divide aguas en Estados Unidos entre Trump y un sector –como las tecnológicas- que se vale de la mano de obra barata extranjera.

El vicepresidente yanqui ha salido a acusar por la caravana al zelayismo, una fuerza de oposición hondureña, e inclusive a Venezuela. Trump, por su lado, dijo que está infiltrada por el “terrorismo” internacional.

En contraste con la xenofobia y el pisoteo de los derechos de circulación por parte de los gobiernos capitalistas, la caravana ha recibido la solidaridad de los pueblos. En Chiapas, a los migrantes les han acercado agua, víveres e inclusive los han ayudado en su traslado.

Desborde

El problema migratorio en Centroamérica está alcanzando niveles de desborde. Las solicitudes de refugio en México se dispararon un 1000% en cinco años, a casi 15 mil en 2017. El gobierno sólo aprobó el año pasado una décima parte de esas solicitudes (El País, 23/10). Cientos de miles de personas se mueven irregularmente cada año en México. En este escenario, el presidente electo Andrés Manuel López Obrador opone a la política del gobierno actual la promesa de visas laborales, aunque rehuye toda confrontación con Trump.

Si la ola de refugiados en Europa es un síntoma de las consecuencias desastrosas de la guerra imperialista en Medio Oriente y Africa, las caravanas centroamericanas son un indicio de la devastación del “patio trasero” por parte del imperialismo, que alentó a los regímenes genocidas que sembraron la región con cientos de miles de muertos.

"¡Los migrantes no somos criminales, somos trabajadores internacionales!”, es una de las agudas proclamas de quienes participan en la caravana. La unidad de los trabajadores sin distinción de fronteras es decisiva para derrotar las tendencias xenófobas que impulsan los gobiernos con el propósito de afianzar su opresión.

TE PUEDE INTERESAR: La caravana migratoria que desnuda a Trump y el imperialismo

En esta nota:

Compartir

Comentarios