fbnoscript
20 de julio de 2006 | #955

Manifestación de izquierda: "Negocien con Hamas y Hezbollah"

Por Corresponsal

Alrededor de mil manifestantes se unieron el domingo por la tarde a la marcha realizada en Tel Aviv, para protestar contra los ataques israelíes en el sur del Líbano. La policía detuvo a tres manifestantes argumentando que estaban desarrollando una manifestación no permitida.

Los manifestantes, que marcharon desde el Boulevard Hen a la calle del Rey Jorge, cantaban consignas tales como “Olmert acordó con Bush: guerra y ocupación”; “Paren la monstruosidad de la guerra”; y “Digamos no a los brutales bombardeos en Gaza”. También acusaron al ministro de Defensa, Amir Peretz, de asesinar niños en Gaza, y cantaban: “No te preocupes Peretz, te veremos en La Haya” (sede del tribunal internacional contra crímenes de guerra).

“Nos dicen que hay consenso en apoyo a la guerra, y eso no es verdad. Les dicen a los ciudadanos que ésta es la única alternativa, y pienso que no es así”, declaró Abeer Kopty of Mossawa, el Centro de Abogados para los ciudadanos árabes en Israel.

Las organizaciones Ta'ayush, Yesh Gvul, la Coalición de Mujeres por la Paz y otros grupos de izquierda reunieron fuerzas “para manifestar una opinión diferente, contra la guerra y a favor de las negociaciones”, explicó.

Reza Mazali, de la organización “Nuevo Perfil”, explicó: “Eventualmente, los prisioneros serán liberados a través de negociaciones, pero cientos serán asesinados en el Líbano y no sé cuántos morirán aquí. Pienso que debemos hacer escuchar nuestra voz”.

Manal Amura, de Jerusalén, llamó al gobierno israelí a mantener negociaciones con Hamas y Hezbollah. “La agresión israelí lleva a una guerra total que nadie quiere. Pienso que Israel debe negociar con Hezbollah y Hamas, y liberar prisioneros palestinos a cambio de la liberación de los soldados. De esta manera, esta historia llegará a un final”.

El parlamentario Dov Hanin, de Hadash, declaró a Ynet: “Estamos protestando contra la segunda guerra del Líbano. La guerra es un desastre para los israelíes, para los palestinos y para los libaneses. Estoy seguro de que la oposición a la guerra crecerá poco a poco (…) Repudio que Amir Peretz se haya calzado los zapatos de Mofaz (jefe del Estado Mayor israelí); repudio que ningún miembro del partido laborista o del Meretz (izquierda sionista) se declarara opuesto a la guerra”.

Noa Levy, de Tel Aviv, dijo: “La disyuntiva entre escalar o no la situación está en nuestras manos; la cuestión de salvar vidas o no está en nuestras manos… No hay solución militar. Sólo negociaciones”.

Compartir