fbnoscript
24 de enero de 2019

Ecuador: Lenin Moreno contra los migrantes

El gobierno de Lenin Moreno ha aprovechado la conmoción causada por el femicidio de una joven de 22 años, cometido por un ciudadano de origen venezolano, para desatar una brutal campaña xenófoba y un llamado a “la conformación de brigadas para controlar la situación de los migrantes venezolanos en las calles, en los lugares de trabajo y en la frontera”.

Inmediatamente, la violencia contra los migrantes se desató en las calles de Ibarra, donde ocurrieron los hechos. Una cacería se dio durante el domingo y lunes donde muchos venezolanos fueron heridos, desalojados de sus viviendas, despojados de sus pertenencias y, finalmente, obligados a huir de la ciudad en medio de gritos y amenazas a los residentes. Ibarra termino siendo militarizada y el subsecretario de Seguridad, Guillermo Rodríguez, anunció que pondría vuelos “para aquellos ciudadanos (venezolanos) que voluntariamente deseen abandonar el país".

Con su ataque a los extranjeros, Lenin Moreno teje una coartada para fortalecer su gobierno de ajuste contra los trabajadores, cuyo último capítulo es un aumento en los combustibles. En el Foro de Davos, le endilgó a la diáspora venezolana la responsabilidad por las consecuencias (mayores dificultades en el acceso a la salud y otras prestaciones) que han generado en verdad sus políticas de ajuste.

En el plano exterior, Lenin Moreno capitanea una política de alineamiento con el imperialismo que tiene su expresión en el reconocimiento de Guaidó como presidente de Venezuela y en las amenazas con revocar el asilo para Julian Assange, quien se encuentra en la embajada ecuatoriana en Londres. El ex presidente Rafael Correa, enfrentado ahora al nuevo mandatario, fue sin embargo su promotor a la presidencia.

Las tendencias xenófobas contra la migración venezolana se han visto también en Brasil. En el estado fronterizo de Roraima hubo en 2018 quema de los campamentos de emigrantes venezolanos. Bolsonaro lidera su propia campaña derechista. Y en nuestro país, Macri-Bullrich llaman a la deportación de los extranjeros que delinquen.

A esta política reaccionaria debemos oponerle la unidad de los trabajadores sin distinción de nacionalidades, con un planteo propio frente a la crisis capitalista.

Femicidios

Adicionalmente, Lenin Moreno ha tratado de desviar la atención sobre la violencia contra la mujer en el país. La muerte de la joven de 22 años despertó fuertes cuestionamientos al accionar de la policía (que estuvo 90 minutos sin accionar para evitar el femicidio) y a la no aplicación de protocolos contra casos de violencia de género, lo que ocasionó el despido de la gobernadora de Imbabura y del responsable de la policía de la ciudad. La joven fallecida había realizado varias denuncias sobre violencia doméstica.

Marcha de Quito. Foto: EcuavisaMarcha de Quito. Foto La verdad online

Cabe señalar que cientos de ecuatorianas se movilizaron en distintas regiones de Ecuador rechazando los femicidios ocurridos en el último año, utilizando el #TodosSomosMartha en repudio de la violación de una joven por un grupo de hombres en un bar de Quito y contra el femicidio de Diana. Las voceras de los colectivos de mujeres rechazaron las maniobras distraccionistas y fascistoides del gobierno. “No nos mata la nacionalidad, nos mata el machismo”, afirmó Armada Arboleda, vocera del colectivo Jornadas de la Paz en la movilización en Guayaquil. Las organizaciones de mujeres han denunciado la responsabilidad estatal. En 2018 se contabilizaron 88 femicidios. La mayoría de las víctimas fueron mujeres de entre 14 y 34 años.

Abajo los femicidios. No a la persecución contra los migrantes.

Compartir

Comentarios