fbnoscript
13 de febrero de 2019

Brasil: la clase obrera reacciona y se reorganiza

Importantes plenarios de trabajadores.
Brasil: la clase obrera reacciona y se reorganiza

Congreso del sindicato de docentes universitarios

El ascenso de Bolsonaro a la presidencia y sus amenazas de reformas antiobreras y privatizadoras ha disparado una reacción en importantes sectores de la vanguardia obrera. La amenaza más directa es la llamada “reforma previsional” que hace tabla rasa con importantes conquistas jubilatorias (alargue de la cantidad de años de trabajo para poder jubilarse, reducción de los ingresos de los jubilados, etc.). Es parte del paquete fondomonetarista que se trata de aplicar también en la Argentina y prácticamente en todo el mundo.

Esto ha planteado que las centrales sindicales hayan convocado a un plenario nacional contra la reforma previsional, para el 20 de febrero, en la Plaza de la Sé, en el centro de San Pablo. Esta convocatoria ha concitado interés en el activismo obrero que busca hacer frente a los ataques de Bolsonaro. En diferentes estados se está votando sacar micros para movilizarse a San Pablo, muestra del interés que suscitó la convocatoria. Pero muchos temen, con razón, que no sea un auténtico Plenario Obrero Nacional que ayudaría a estructurar la fuerza del movimiento obrero, en una perspectiva de lucha independiente, sino una especie de acto público de protesta. Para derrotar la reforma reaccionaria hay que ir al paro activo nacional activo y la huelga general.

Tendencias de lucha

Dos referencias muy importantes del nivel del debate y las tendencias de lucha de la vanguardia obrera se observan en recientes convocatorias de los gremios de profesores universitarios y trabajadores del correo.

Del 27 de enero al 2 de febrero se reunieron 600 delegados, incluyendo observadores, en el 38° Congreso Nacional del ANDES-SN (sindicato de los profesores universitarios), provenientes de todas las universidades del país, realizado en Belém, Estado de Pará. Fue el Congreso más grande de la historia de este sindicato, con la participación de 80 sindicatos de base. En seis días de debate se votaron importantes resoluciones de lucha por las reivindicaciones (contra la amenaza bolsonarista de echar profesores por su ideología, entre otras), pero uno de los puntos centrales fue que el ANDES-SN plantee la necesidad de una huelga general en todo Brasil contra los intentos de imponer la reforma previsional reaccionaria. Con esta posición, el sindicato de docentes universitarios concurrirá al Plenario Nacional del 20 de febrero en San Pablo.

Por otra parte, el 2 de febrero se reunió en Brasilia el primer plenario nacional intersindical impulsado por la Federación Nacional de Trabajadores del Correo (FENTECH). Participaron 200 delegados en representación de 55 entidades, entre sindicatos, federaciones, centrales sindicales y organizaciones políticas. Este plenario fue impulsado por los compañeros de Luta pelo Socialismo. El objetivo declarado del Plenario era no sólo discutir la nueva coyuntura política, en especial la situación de la clase obrera del Brasil, sino fijar una plataforma mínima y un plan de acción para unificar las luchas en el próximo período.

Decenas de sindicatos de Correos, venidos de todas las regiones de Brasil, fueron el núcleo duro del plenario, en el que además hubo representantes de otras 25 organizaciones. Entre ellas, delegaciones del movimiento de lucha de la mujer, de la Red Pública Municipal de Belo Horizonte, de la central Conlutas, de la Central Única de los Trabajadores (CUT) de Bahía y de Brasilia, de la Federación Nacional de Petroleros (FNP), de la Federación de Trabajadores Técnico-Administrativos, Sindicatos de los Trabajadores de Procesamiento de Datos de Minas Gerais, etc. También participó el diputado federal electo Rogério Correia (PT de Minas Gerais), quién asumió públicamente el compromiso de poner su mandato a disposición de la lucha de los trabajadores.

Otro eje destacado del Plenario Intersindical fue la lucha contra las privatizaciones. El Correo es uno de los objetivos privatizadores del nuevo gobierno derechista. Un cartel planteaba: “El Correo privatizado, es el pueblo perjudicado”. Se repudió el atentado de la minera Vale, exigiendo el castigo a sus culpables y se aprobó el apoyo a la lucha de los familiares de las víctimas. Asimismo, el plenario votó preparar grandes jornadas de movilización el 8 de marzo, día internacional de lucha de la mujer trabajadora, y el 14 de marzo, cuando se cumpla un año del asesinato de la activista Mireille Franco, en Rio de Janeiro. Recientemente salieron a la luz versiones que señalan que el grupo de tareas que ejecutó este crimen está ligado al hijo de Bolsonaro.

Pero el debate central giró sobre la necesidad de enfrentar y derrotar con la lucha la reforma previsional. Se aprobó también la movilización hacia San Pablo el 20 de febrero con el mandato de impulsar un plan de lucha nacional. Se tomaron numerosas resoluciones, pero una conclusión central: la necesidad de organizar la Huelga General contra la pérdida de derechos, la precarización laboral y las reformas reaccionarias del gobierno.

Importantes iniciativas que tienen que ser reproducidas preparando un gran Congreso de Trabajadores de todas las centrales y corrientes dispuestos a luchar en forma independiente contra los ataques de Bolsonaro, Guedes y Cía.

Compartir

Comentarios