fbnoscript
18 de febrero de 2019

¡Abajo el golpe imperialista en Venezuela!

English Version

Versione italiana


Declaración del PO (Argentina), EEK (Grecia), DIP (Turquía), MTL (Finlandia), ROR (Francia), OKP (Rusia), Levica (Macedonia) y Heqiqat (Azerbaiján).

¡Abajo el golpe imperialista!

¡Defendamos Venezuela contra el imperialismo y sus lacayos!

¡Hacia una solución de la clase obrera para la situación venezolana!

Venezuela se enfrenta a un intento de golpe manipulado por el imperialismo. Los conspiradores de este golpe se preocupan poco en ocultarlo bajo una máscara democrática, la del reclamo constitucional de su títere Guadió y el “sufragio universal”. Este golpe es apoyado por gobiernos reaccionarios incluyendo los de América Latina, especialmente el portaestandarte fascista de Trump en el sur: Bolsonaro. ¡Nosotros los partidos y organizaciones que firmamos esta declaración, declaramos que estamos claramente en contra de este intento de golpe que trata de derrocar a Maduro y al gobierno venezolano!

En la actualidad, el pueblo venezolano está presionado por un bloqueo de carácter económico y político. Este bloqueo tiene el objetivo de forzar al pueblo venezolano a capitular frente al imperialismo y sus secuaces dentro y fuera del país. No se puede hablar de ejercicio de libre elección si el bloqueo continúa. La verdad es que se pone en práctica para usurpar la voluntad del pueblo. ¡Proclamamos la lucha contra el bloqueo económico y político del imperialismo contra Venezuela!

Repudiamos la escalada que se intenta nada menos que en nombre de la “democracia”, cuando es encabezada por el magnate yanqui que ha estado llevando a cabo una persecución implacable contra los inmigrantes, las minorías, las mujeres y sus derechos y que intenta reforzar el papel de los Estados Unidos como gendarme, destruyendo a los pueblos de todas las naciones del Medio Oriente y norte de África. Una ofensiva que es también encabezada por el tristemente célebre fascista brasileño, rodeado de militares, que llegó al poder después de la proscripción de Lula y luego de un golpe que depuso al gobierno de Dilma Rousseff.

Denunciamos la hipocresía y duplicidad de los promotores de esta escalada, que no tienen escrúpulos en sostener dictaduras sangrientas y aberrantes como la encabezada por el príncipe saudí Mohammed bin Salman, responsable del asesinato y desmembramiento de un periodista opuesto al régimen saudí en la embajada de ese país en Turquía.

El conflicto no es solo de carácter político y económico. El imperialismo también pone a Venezuela bajo amenaza militar. La posible agresión militar también podría involucrar a Cuba. ¡En caso de que tenga lugar en la forma de instalar un golpe militar, la iniciación de una sangrienta guerra civil o un asalto militar directo de EEUU y sus agentes locales, nos comprometemos a luchar contra cualquier tipo de intervención! ¡Defendemos Venezuela –y también Cuba– contra la ofensiva militar imperialista!

La situación en Venezuela está fuertemente ligada a la situación internacional. Con los EEUU gobernado por Trump, las guerras comerciales, especialmente contra China, sanciones contra Rusia y del retiro de los EEUU de los acuerdos por los misiles nucleares de alcance medio, las amenazas hacia Corea del Norte, el retiro de los EEUU del acuerdo nuclear con Irán y las olas de sanciones sucesivas puestas en marcha desde ese punto en adelante. Ahora, el imperialismo está nuevamente a la ofensiva, esta vez en Venezuela.

Este y otros desarrollos reaccionarios son contrarrestados por la agitación de la lucha de clases como se puede ver en el movimiento de los “chalecos amarillos y las rebeliones populares en una gran cantidad de otros países, ganando una importancia decisiva. El proletariado y las masas trabajadoras del mundo están dispuestos nuevamente a emprender grandes luchas en el polo opuesto de todas las tendencias hacia la barbarie que continuamente produce la crisis mundial.

¡Internacionalmente, estamos en un punto donde no hay una vía del medio en este planeta dividido por antagonismos de clases irreconciliables, donde la mayoría trabajadora es gobernada por un puñado de sanguijuelas explotadora! En la actualidad, la situación económica en Venezuela es de extrema gravedad. Su pueblo enfrenta una terrible miseria.

Venezuela recuperó el manejo soberano de sus recursos petroleros pero los monopolios imperialistas como la estadounidense Chevron, las europeas Total y Statoil continúan sus actividades de acuerdo con el gobierno. Las dos terceras partes de la economía del país están en manos del sector privado. La economía de mercado no ha perdido su posición dominante. Se ha impedido a la clase obrera organizarse independientemente y formar órganos de poder político, el país continúa siendo gobernado por una estructura política de burguesía parlamentaria. La economía, que ahora es bombardeada por las sanciones imperialistas es arrastrada al colapso por el sabotaje del sector privado desde adentro. El parlamento burgués se ha convertido en el cuartel general de los golpistas.

¡No hay vía del medio en Venezuela! ¡Es hundirse en las manos del imperialismo o salvarse a través de un gobierno de los trabajadores!

Advertimos que, si el intento de golpe resulta victorioso, Venezuela asistirá a un remate descomunal de sus riquezas mineras, la pérdida de importantes conquistas y la aplicación de los planes de austeridad y del FMI, como ha estado sucediendo en Grecia, Argentina y otros países sudamericanos, o sea nuevas penurias y privaciones.

Cualquier intento de llegar a un acuerdo con el imperialismo y el rechazo a romper con las bases capitalistas está condenado a un callejón sin salida. La única salida es repudiar la deuda externa, expropiar a los buques petroleros y poner la industria del petróleo bajo control de los trabajadores, expropiar la riqueza obtenida por la burguesía mediante el saqueo del país, un programa extensivo de nacionalizaciones sin ninguna compensación de para arrancar a el poder económico que ostentan los conspiradores y poner fin a la crisis que se manifiesta en hiperinflación, s bajos salarios, desempleo y una verdadera anarquía en el mercado. Se debe sostener todo tipo de auto organización de la clase obrera para asegurar su independencia política y organizativa ya sea en las fábricas y los lugares de trabajo o en los vecindarios urbanos y el ámbito rural. La clase obrera venezolana debería armarse contra el intento de golpe. Se deberían formar comités de soldados dentro de la tropa para sojuzgar cualquier intento de los oficiales militares de alinearse con el golpe imperialista. Ahora, ciertamente estas medidas solo pueden ser implementadas en Venezuela de forma completa y consistente por un gobierno de los trabajadores.

Llamamos a todos los partidos y movimientos de los trabajadores, socialistas y anti-imperialistas del mundo a unirse contra el intento de golpe imperialista en Venezuela, a organizar la solidaridad con el pueblo venezolano y dar un combate internacional para ayudar a los trabajadores venezolanos a llegar a una solución de clase a la crisis. Vencer al imperialismo pasa por la movilización de masas contra el complot imperialista, por asestar tantos golpes como sea posible a los imperialistas y sus secuaces en nuestros países y por la unidad socialista de América Latina.

Advertimos sobre la gravedad de la crisis humanitaria, pero nos oponemos a la propuesta imperialista de implementar ayuda de emergencia para infiltrar el país políticamente y convertir Venezuela en una colonia. Llamamos a los trabajadores, especialmente de América Latina a organizar una ayuda humanitaria bajo el control de las organizaciones obreras y representantes de los trabajadores electos en sus lugares de trabajo.

¡Larga vida al internacionalismo proletario!

 

PO -Argentina

EEK -Greece

DIP -Turkey

MTL -Finland

ROR -France

PT -Uruguay

OKP -Russia

RPK -Russia

Eszmelet -Hungary

Levica -Macedonia

Marks21 -Serbia

Fondazia Dokumentalni -Bulgaria

23 September -Bulgaria

Heqiqat -Azerbaijan

 

En esta nota:

Compartir

Comentarios