fbnoscript
26 de julio de 2019

Chile: séptima marcha nacional por aborto legal, una ola que no para de crecer

Fueron miles en las calles, junto a la docencia en lucha, las negras migrantes y los profesionales de la salud que enfrentan a los antiderechos.

La Séptima marcha por Aborto Legal, seguro y gratuito en Chile, realizada este jueves, fue multitudinaria. La convocatoria alcanzó, según sus organizadoras, las 20 mil personas solo en Santiago, y se multiplicó en las principales ciudades del país.

Esta movilización de mujeres confluye con la enorme lucha docente que protagonizaron los estudiantes y docentes contra el lucro empresarial educativo y el ajuste del gobierno de Piñeira; con las mujeres negras migrantes que se organizan contra el racismo –que, en esta jornada que coincidió con el Día Internacional de la Mujer Afrolatinoamericana y Afrocaribeña, participaron bajo la consigna “aborta al racismo”- y con los profesionales de la salud que resisten los ataques de los antiderechos en el sistema de salud chileno.

Historia

En 2013, las mujeres chilenas habían salido por primera vez a las calles en búsqueda de este derecho, en un país que mantenía la pinochetista prohibición absoluta de la práctica del aborto. El detonante fue la rabia ante las declaraciones del presidente Sebastián Piñera frente al caso de una nena violada y embarazada por su padrastro, y obligada a parir. Desde entonces cada 25 de julio salen a las calles por el reclamo de “niñas no madres”, contra la maternidad forzada, contra la clandestinidad que mata a las más pobres y por el derecho a decidir sobre sus cuerpos. Merced a una intensa lucha, arrancaron en 2017 la despenalización del aborto en casos  de violación, riesgo de vida de la madre e inviabilidad del feto.

La jornada de ayer vino  acompañada del lanzamiento de la “Red de profesionales por el derecho a decidir”, una importante iniciativa de organización de más de 200 profesionales de la salud que defienden los derechos sexuales y reproductivos de las mujeres contra la “objeción de conciencia institucional”, promovida por el Tribunal Constitucional de Chile a partir de la sanción de la IVE en 2017. Esto es un gran paso en la defensa de los trabajadores de la salud que están siendo hostigados y perseguidos por los directivos oscurantistas de los hospitales cuando cumplen con la ley.

Por la legalización, contra los gobiernos ajustadores

Acorde a datos del Ministerio de Salud recogidos por AriesOnline (25/7), “uno de cada dos obstetras de hospitales públicos se declaró objetor en la causal violación sexual (50,5%), uno de cada cuatro en caso de inviabilidad fetal (28,6%) y uno de cada cinco en caso de riesgo vital (20,7%)”. El portal señala a su vez que “las últimas estimaciones oficiales indican que en Chile se realizan entre 60.000 y 70.000 abortos al año. La mayor proporción, alrededor de 2.000, son embarazos por violación. El número de abortos legales atendidos es muy inferior a la de 2015, por lo que se estima que la mayoría se siguen realizando en la clandestinidad. Al igual que en Argentina, quienes mueren por abortos clandestinos son las mujeres pobres.”

El proyecto de ley por la despenalización presentado en el Congreso chileno en 2018 bajo el lema “no bastan tres causales” sigue sin discutirse.

Como en Argentina, la lucha por el aborto legal, seguro y  gratuito enfrenta a gobiernos derechistas que aplican sobre las trabajadoras brutales planes de ajuste, con la colaboración de la oposición patronal y de las Iglesias.

A esa santa alianza debe enfrentarla la presión de las mujeres en unidad con la lucha docente y de los trabajadores de la salud, para asestarle un golpe al gobierno reaccionario de Piñera (al que Cambiemos suele presentar como ejemplo de “progreso” para los argentinos).

Todo nuestro apoyo a las docentes y estudiantes, a les trabajadores de la salud y  disidencias que reclaman el derecho a decidir, la educación sexual laica y científica, el acceso a una educación pública como derecho social y no como negocio privado. Por el respeto a los profesionales de la salud que defienden la vida de las mujeres contra las presiones e imposturas oscurantistas. Viva la séptima movilización callejera de las mujeres por aborto legal y contra la precarización de sus vidas.

En esta nota:

Compartir

Comentarios