fbnoscript
11 de octubre de 2019

Acto del Frente de Izquierda – Unidad en apoyo a la rebelión ecuatoriana

El Frente de Izquierda – Unidad realizó este viernes un acto frente a la embajada de Ecuador en apoyo a la rebelión popular contra el paquete de ajuste de Lenín Moreno.

En el acto dirigió la palabra Sofía, de Ecuatorianos en Argentina, quien leyó un comunicado de la Conaie (Confederación de Nacionalidades Indígenas del Ecuador) que plantea la radicalización de las medidas de lucha. Además, pidió un minuto de silencio por las víctimas fatales de la represión (ya hubo cinco muertos).

Guillermo Kane, dirigente del Partido Obrero, repudió la represión y planteó que se vayan Lenín Moreno y el FMI. Con respecto al paquete de medidas de ajuste, denunció que el gobierno ecuatoriano perdonó impuestos por 4500 millones de dólares a los capitalistas mientras busca descargar la crisis sobre las espaldas de los trabajadores.

A su vez, alertó contra el “diálogo trucho” que el gobierno busca impulsar a través de Naciones Unidas y la Iglesia Católica para desactivar el levantamiento popular.

Criticó el apoyo de Macri y los gobiernos del Grupo de Lima a Lenín Moreno. Y también dijo que “suena muy fuerte el silencio de Alberto Fernández y el Frente de Todos”, que envían presurosos sus referentes a Washington pero “no han tenido una palabra para los ecuatorianos que están en las calles combatiendo”.

Y planteó la necesidad de un congreso de trabajadores y campesinos que discuta los grandes problemas de Ecuador (deuda externa, megaminería, dolarización etc.).
Juan Carlos Giordano, dirigente de Izquierda Socialista, denunció que el paquete de ajuste fondomonetarista de Lenín Moreno incluye una reforma laboral flexibilizadora. “El ejemplo del pueblo de Ecuador lo tenemos que trasladar a toda América Latina. Argentina también sufre los planes del FMI y las multinacionales”, dijo.

En tanto, Alejandro Bodart (dirigente del MST) llamó a “impulsar la más amplia movilización hasta que se vaya Lenín Moreno”. 

Christian Castillo, del PTS, dijo que la rebelión del pueblo ecuatoriano recuerda los levantamientos de fines de los ’90 y principios de siglo que pusieron fin a varios gobiernos. Alertó que  “no hay que creer en la maniobra del diálogo”, en referencia al llamado de Lenín Moreno a la ONU y la Iglesia. Y acotó: “acá también tenemos al FMI. Lo vamos a sacar con millones en las calles”. 

Compartir

Comentarios