fbnoscript
13 de enero de 2020

“Construyamos una conferencia que cree la unidad de lucha de los sectores combativos de la izquierda latinoamericana”

Importante pronunciamiento de Luta Pelo Socialismo (Brasil)

Luta Pelo Socialismo (LPS, Lucha por el Socialismo) de Brasil es un partido que se reclama “marxista, leninista y trotskista”, “comprometido a defender y llevar adelante la bandera del socialismo, luchando sin miedo y con convicción por poner fin a cualquier forma de explotación expresada en la sociedad de clases”. Es una organización militante con peso, particularmente en Minas Gerais, pero con extensión a otros estados de Brasil (Brasilia, etc.).

Con fuerte dedicación al trabajo militante, sindical y revolucionario sobre el movimiento obrero. Participa de la dirección de diversos sindicatos y ha sido vanguardia en la gran huelga que se desarrolló en el 2019 contra la privatización del Correo.

En noviembre del 2018, los compañeros de la LPS de Brasil participaron de una Conferencia Latinoamericana que se realizó en Buenos Aires, con una importante delegación. Esta adoptó posiciones de lucha frente al ascenso de Bolsonaro en Brasil con sus planteos fascitizantes. Se aprobó realizar una nueva Conferencia esta vez en Brasil, siendo ellos los organizadores, para facilitar la participación de más sectores del sindicalismo combativo y de la izquierda. Por diversas circunstancias, la Conferencia que ya estaba en marcha para realizarse en julio último, hubo de postergarse. Ahora es retomada por los compañeros de la LPS que acaban de editar un llamamiento ((en breve tendremos disponible la version en castellano)) “Por una Conferencia Latino Americana de la izquierda y de los movimientos de trabajadores combativos”. El llamamiento después de realizar un análisis sobre los ataques que están sufriendo los trabajadores brasileros (aplicación precarizadora de la reforma laboral, etc.) plantea que “Es preciso exigir que los capitalistas paguen por la crisis que ellos mismos crearon”, planteando la necesidad de enfrentar estos ataques con medidas de acción directa “en las calles, con huelgas y ocupaciones de lugares de trabajo”.

Plantean enfrentar a nivel continental “la ola de ataques de los gobiernos derechistas y nacionalistas burgueses”. Y analiza el desastre que significa que las burocracias de las organizaciones obreras y de masas subordinen las luchas de masas “a las alianzas con sectores burgueses opositores” que tratan de engatusar a los trabajadores hablando “de la lucha contra la corrupción y por la democracia”. La preocupación de los compañeros de la LPS es cómo organizar en forma independiente a los trabajadores para quebrar esta ofensiva antiobrera. “En esta línea, proponemos -dice la declaración de la LPS- luchar por la realización de un Congreso nacional de trabajadores y trabajadoras de todas las centrales sindicales y sindicatos de Brasil, para organizar la continuidad de un plan de lucha y elaborar una solución obrera a la crisis”.

La LPS critica “a los frentes de ‘conciliación de clases’” caracterizando que los mismos se proponen enfrentar a la derecha y a la ofensiva imperialista “reduciéndola al ámbito institucional y parlamentario”. Plantea que “los revolucionarios tenemos que intervenir en todos los campos para ayudar a separar a las masas trabajadoras de la influencia de los partidos burgueses. Los procesos electorales en curso no van a resolver la crisis estructural del capitalismopero son esenciales, comprendidos como un terreno de lucha de los revolucionarios para alertar a las masas sobre las coaliciones patronales y los ataques que están preparando para inmediatamente después de las elecciones y llamar para organizarse en forma independiente de los verdugos de los ajustes capitalistas”. 

La LPS plantea la necesidad de “crear Partidos Revolucionarios de los Trabajadores, cuya estrategia sea luchar por gobiernos de los trabajadores y trabajadores del campo y de la ciudad”. “Se trata -nos dice la LPS- de crear partidos militantes, no de fórmulas electorales”. Los compañeros que se pronuncian también por la “refundación de una Internacional Revolucionaria de los Trabajadores” lanzan su planteo: “Convocamos a los/as trabajadores/as y la izquierda que se reivindica revolucionaria de toda América Latina para la construcción de una Conferencia combativa, que cree la unidad en la lucha de los sectores combativos de la izquierda latinoamericana”.
Un importante paso adelante. 

La profundización de la crisis capitalista y la emergencia de rebeliones revolucionarias  en nuestro continente coloca como una necesidad imperiosa esta Convocatoria. 

Necesitamos crear un polo revolucionario enfrentado al acuerdo derechista de Lima de las burguesías derechistas con Trump y al reagrupamiento de Puebla, timorato y que se subordina al imperialismo, que pretendería encarnar la alternativa nacionalista burguesa.

Es hora de reagrupar fuerzas obreras y socialistas contra el enemigo común: el FMI, el imperialismo y las burguesías nacionales pusilánimes y cómplices en descargar la crisis capitalista sobre las masas trabajadoras.

Es importante una convocatoria unitaria para encarar este desafío. Reiteramos nuestro llamado a las organizaciones con las que compartimos en el FIT U (y con las cuales estamos discutiendo esta iniciativa) y a todos los partidos y organizaciones que quieran enfrentar al capital y su crisis. Más que nunca, la alternativa será la Unidad Socialista de América Latina.
Rafael Santos

 

 

Compartir