fbnoscript
10 de febrero de 2020

La sospechosa muerte de uno de los acusados por el crimen de Marielle Franco

Un excapitán de la policía militar que era investigado por el crimen de la concejala del Psol, Marielle Franco, murió en circunstancias confusas durante un operativo policial en un área rural del estado de Bahía. Adriano Magalhaes da Nóbrega –conocido como “Capitán Adriano”- se encontraba prófugo desde hace un año y lideraba la milicia paramilitar Oficina del Crimen, involucrada en el asesinato de Franco y de su chofer Anderson Gomes.

De acuerdo a la policía de Bahía, Nóbrega fue abatido al resistirse y se encontraron cuatro armas en su poder. Sin embargo, su abogado, que había hablado telefónicamente con él en las vísperas del hecho, sembró dudas. Indicó que la viuda del excapitán asegura que a su marido lo ejecutaron de manera sumaria y le plantaron las armas. Además, el letrado agregó que Nóbrega “tenía absoluta certeza de que querían matarlo. Yo le recomendé que se entregara, pero él no quería porque temía que sería encontrado muerto después” (La Nación, 10/2).

Los temores de Nóbrega responden a que era una pieza clave para esclarecer un crimen político y una serie de irregularidades que salpican al actual presidente Jair Bolsonaro y su clan. Por ello, crecen las especulaciones sobre un posible crimen para borrar pruebas.

La dirección del Psol ha anunciado que pidió una reunión con la secretaría de seguridad del estado de Bahía para reclamar el esclarecimiento de la muerte de Nóbrega.

Por el crimen de Marielle y Gomes se encuentran detenidos los expolicías Ronnie Lessa y Elcio Vieira de Queiroz, presuntos autores materiales del hecho. La milicia Oficina del Crimen, a la que éstos pertenecían y que encabezaba el ahora difunto Nóbrega, tenía estrechos vínculos con Fabricio Queiroz, asesor de Flavio Bolsonaro y hombre del actual presidente. El clan Bolsonaro ha sido un abierto defensor de estas milicias que siembran el crimen y el delito en los barrios pobres en nombre del combate de la inseguridad.

A su vez, el actual senador Flavio había contratado a la madre y a la esposa de Nóbrega cuando era diputado estadual. Alrededor de esas y otras contrataciones se investiga una trama de desvío de fondos públicos.

Marielle Franco fue asesinada por su oposición a la militarización de Rio y su defensa de los derechos de la mujer y la diversidad. La lucha por justicia para los responsables materiales y políticos de su crimen se ha transformado en un punto clave de la lucha por las vapuleadas libertades democráticas en Brasil.

 

Compartir

Comentarios