fbnoscript
4 de abril de 2020

Ecuador muestra lo que se viene si no se aplican medidas más radicales

Declaración de sindicatos peruanos ante el Covid-19

Compartimos una declaración emitida por sindicatos peruanos ante el coronavirus y en apoyo al pueblo ecuatoriano, uno de los más golpeados por la pandemia.

El Covid 19 está causando miles de muertes en todo el mundo. Los principales cómplices de que siga muriendo tanta gente son los gobiernos capitalistas que, por defender la cadena de producción, no priorizan la salud y la vida de sus pueblos. El capitalismo es un sistema egoísta que condena a los pobres a la muerte. Por eso vemos que mientras los empresarios cumplen la cuarentena en sus mansiones con recursos en abundancia, una parte de la clase trabajadora, a quienes siempre les ningunean sus derechos laborales, continúan trabajando y luchando contra la pandemia (salud, limpieza, alimentos, etc.) arriesgando su salud, y la otra parte, la población pobre, se encuentra confinada y muchos con hambre y sed.

 

Esta política de los gobiernos ha llevado a que en nuestro vecino país, Ecuador, la gente esté muriendo en la calle y algunos, incluso, están siendo quemados allí mismo, por temor al contagio, sin que su gobierno haga algo excusándose en el colapso del sistema de salud y funerario, pudiendo utilizar los recursos de las grandes empresas para apoyar su pueblo.

El aislamiento social obligatorio y debe ampliarse hasta que la curva de contagios sea controlada. Pero, para no llegar a la situación de Ecuador, se necesitan medidas más efectivas.

En lugar de represión, necesitamos que las mismas organizaciones populares asuman el control y vigilancia del aislamiento social. En lugar de migajas mal distribuidas necesitamos bono, alimento y viviendas con servicios básicos para todos. Se necesita también que se compren al menos un millón de kits para masificar las pruebas y focalizar a los infectados; necesitamos infraestructura, equipamiento y cobertura suficiente para atender y cuidar a los miles que enfermarán.

Y también necesitamos que se tomen otras medidas que frenen la otra guerra: la que han desatado los empresarios para descargar su crisis sobre las espaldas de los trabajadores, prohibiendo por decreto cualquier despido, como ya han hecho algunos países.

Sí podemos vencer al Covid 19 y a la crisis de una sola manera: empleando los recursos del Estado y la inmensa fortuna que detentan los bancos, las mineras y los grandes capitalistas. Nuestras vidas son primero.

Lima, 3 de abril

¡Viva el hermano pueblo obrero y pobre de Ecuador, cuyo dolor compartimos!

¡Viva la lucha unida de obreros y obreras, colectivos, pueblo pobre y estudiantes!

 

 

En esta nota:

Compartir