fbnoscript
3 de enero de 2008 | #1023

No al acuerdo de libre comercio Mercosur-Israel

Gaza y Cisjordania continúan bloqueadas

Desde hace años, Israel ha trabajado metódicamente para destruir la economía palestina mediante bloqueos carreteros y restricciones al movimiento de mercancías, capitales y trabajadores.

Cada año, los raids sionistas extirpan de raíz miles de olivares propiedad de campesinos palestinos para privarlos de medios de vida. Lo mismo ha sucedido con las tierras de labranza palestinas, que han quedado del “lado israelí” del muro del apartheid que recorre Cisjordania; los palestinos han perdido acceso a sus propias tierras.

Un ejemplo documentado de la destrucción de la economía palestina por Israel fue la quiebra del emprendimiento que montó la Compañía para el Desarrollo Económico de Palestina en Gaza. La compañía compró a los colonos judíos que se retiraron de la Franja de Gaza unos 30 invernaderos, los reacondicionó y los puso en funcionamiento. Ocupaban 4.000 trabajadores pero debieron liquidarla luego de sufrir fuertes pérdidas. De las 12.700 toneladas de verduras cultivadas, las autoridades israelíes sólo autorizaron que 1.600 toneladas salieran de Gaza (Financial Times, 17/12).

Israel impide el ingreso a Gaza de los materiales de construcción necesarios para reparar la planta de tratamiento de aguas servidas. Los desechos cloacales se acumulan a cielo abierto, en un lago que ocupa 28 manzanas y tiene seis metros de profundidad. En marzo, las rajaduras en las paredes de los muros de contención del lago provocaron una fuga de su contenido que provocó cinco muertes. Lo que sucedió en marzo palidece ante la amenaza de la ruptura del muro de contención principal, que no puede ser reparada por falta de materiales. Si esta pared se rompiera, quedarían liberados dos millones y medio de metros cúbicos de desperdicios cloacales. Más de 800 viviendas, tres escuelas y dos mezquitas quedarían sepultadas bajo diez metros de aguas servidas. Unas 10.000 personas viven y trabajan en el área en peligro de inundación.

“Libre comercio”

Israel acaba de firmar un “tratado de libre comercio” con el Mercosur. El “libre comercio” beneficiará a las colonias sionistas de Cisjordania, pero no a los palestinos.

Los productos del Mercosur no podrán llegar libremente a los palestinos de Gaza y Cisjordania, ni los productos palestinos a nuestros países. Reclamamos que los parlamentos de los países del Mercosur no ratifiquen el acuerdo hasta que la economía de los territorios ocupados funcione libremente.

El acuerdo firmado por los gobiernos del Mercosur será un factor de agravamiento y reforzamiento de la opresión del pueblo palestino.

 

 

En esta nota:

Compartir

Comentarios