24/07/2015

Bolivia: Hostia y circo para continuar con el ajuste

Agenda Revolucionaria de los Trabajadores

Ingenuo sería creer que la visita del Papa a Bolivia fue solo una “visita pastoral”. Más allá de  la inversión de dineros públicos para barnizar los lugares por donde pasó el alto jerarca de la Iglesia Católica, el show de la impostura dado por Bergolio y Evo Morales (junto a toda la derecha “unida” en torno a la fe), tiene un claro trasfondo político.

 

 

De un lado, la visita papal nos ha dado un panorama general de la impostura del “proceso de cambio”  y del Estado “Laico”. Impostura que va más allá del  “crucifijo comunista” que el presidente Morales regaló a Bergolio (Jesús crucificado sobre la hoz y el martillo). En 2010 Evo Morales decía: “la iglesia católica es un símbolo de colonialismo europeo y por tanto debe desaparecer de Bolivia”; hoy   asegura “tengo Papa” y corre a recibir las hostias y  las bendiciones. ¿Qué sucedió? El presidente boliviano no tiene un pelo de tonto,  ha gestionado la visita del Papa en medio de un desgaste político que se ha reflejado en las últimas elecciones nacionales, pero también en medio de otra crisis, la crisis internacional que cual nubarrón oscuro se asoma sobre el país. Bolivia ingresa en una nueva etapa económica: acabó la bonanza.  Según el Centro de Desarrollo Laboral y Agrario, las ventas externas cayeron en un 26,5%  (543 millones de dólares) respecto al año pasado, “se redujo la exportación de gas durante el primer trimestre en un 28,2%, mientras que la exportación minera bajó en un 29%”. No es que las bendiciones de Bergolio vayan a “blindar” al país de la crisis, el gobierno actúa para que la crisis la paguen los trabajadores. Despidos, jubilaciones forzosas, amenazas de cierre de fuentes de trabajo, chantaje a los trabajadores para permitir mayor explotación laboral, son las salidas del “proceso de cambio”. Ya se vienen aplicando los despidos y  las jubilaciones forzosas en las estatales Enatex y Huanuni.

 

 

Consecuentes con el marketing, tanto Evo como el Papa piden la defensa de la “Madre Tierra”.  “Les pido en nombre de Dios, que defiendan a la Madre Tierra. La casa común de todos está siendo saqueada, devastada, vejada impunemente” dijo Bergolio, siendo que  su visita representa un espaldarazo a la política del gobierno que ha lanzado el decreto 2633 que da vía libre a la exploración petrolera en áreas protegidas, contraviniendo todo el discurso de protección a la “Madre Tierra”, pasando por encima de los derechos de los pueblos indígenas y amenazando con “echar” a las ONG ambientalistas que se oponen a esta medida.

 

 

Luego del show continuará el ajuste: los despidos a trabajadores, el ataque a los derechos de los pueblos indígenas, la represión y criminalización de la protesta.   La borrachera papal que paralizó al país como entorno a un circo romano terminó,  y ni bien el Papa subió al avión para continuar su viaje, el Gobierno “renovado en su fe” protagonizó una dura represión contra manifestantes potosinos que exigen atención a un pliego de 26 puntos y han tomado la empresa minera Manquiri como forma de presión.  Porque ambos, Bergolio y Evo ya cumplieron: nos  dieron circo y hostias, en un país donde se necesita pan y trabajo.

 

 

En esta nota

También te puede interesar:

Lo dice el jerarca de la institución con más prebendas del Estado, ante un coloquio de empresarios que embolsan millones de fondos públicos.
Lo revela un informe que contiene casos de abusos sexuales desde 1950.
Se realizó una presentación judicial en la que se agregan pruebas nuevas para imputar a Macri, Bulrich, Aguad, entre otros.
Con la venia de Cristina y los “nacionales y populares”.