11/02/2020

Chile: nace la “Fuerza 18 de Octubre”

Por Corresponsal Fuerza 18 de octubre

El 1 y 2 de febrero se realizó en Concepción una primera reunión del Comité de Enlace.  En ella, se ratificaron las definiciones y lineamientos generales del texto fundacional del Comité y se le incorporaron nuevas enmiendas. A su vez, se definió “Fuerza 18 de Octubre” como el nombre de la nueva organización, en alusión a la fecha en que tuvo inicio la rebelión chilena. En la reunión se discutió una actualización de la situación política y se trazaron los grandes desafíos a afrontar.


Los grandes medios de comunicación de Chile anticipan que, las grandes  jornadas de lucha que se prevén para el mes de marzo, serán “la prueba de fuego” de Piñera. En paralelo, se agudiza la política represiva del gobierno y se multiplican las campañas de cara al plebiscito del 26 de abril, emanado del reaccionario “Acuerdo por la Paz Social y la Nueva Constitución”, que tiene por objeto definir si se procede o no a una reforma constitucional y las características de la eventual Constituyente.


En la reunión, se aprobó también una intensa campaña de movilización política hacia el Campamento de verano que realiza la Unión de Juventudes por el Socialismo y el Partido Obrero en Mendoza, desde el 22 al 25 de febrero. Finalmente, se definió como un objetivo central avanzar en la discusión con numerosos núcleos de activistas y militantes que no son parte de una organización nacional y que se encuentran desperdigados en numerosos puntos del país: Arica, Temuco, Chiloé, Pucón, etc. Muchos de ellos que vienen de romper con el Frente Amplio, por su colaboración con Piñera y el régimen, y  muchos otros son activistas y luchadores que han surgidos al calor de la rebelión popular y comprenden la necesidad de una organización política de los trabajadores y la juventud. La agrupación Alternativa Socialista de Valparaíso, que por razones de fuerza mayor no pudo participar de la reunión del 1 y el 2 de febrero, en los días subsiguientes suscribió el texto político-programático que dio origen a la Fuerza 18 de Octubre.


A continuación, las definiciones político-programáticas de la Fuerza 18 de Octubre:  


 


————————————————–


 


El Frente Territorial Anticapitalista de Concepción, el Comité por un Partido de Trabajadores de Santiago, Alternativa Socialista de Valparaíso y la comisión internacional del Partido Obrero de Argentina, hemos constituido un Comité de Enlace y un movimiento político unificado a nivel nacional que hemos denominado FUERZA 18 DE OCTUBRE con el objetivo de poner en pie una nueva organización política independiente de los trabajadores, sobre la base de los siguientes acuerdos políticos programáticos:


  1. La rebelión popular chilena ha dejado planteado el “Fuera Piñera ya y todo su gobierno” como una tarea urgente y central. Es por eso que la mayor parte de la clase capitalista chilena y sus partidos, e incluso el imperialismo y los gobiernos de la región, han cerrado filas en el sostenimiento del gobierno asesino. Una política verdaderamente revolucionaria en Chile solo es tal si está precedida por la consigna “Fuera Piñera”.
  2. El “Acuerdo por la Paz y la Nueva Constitución”, firmado por los partidos integrantes de Chile Vamos, de la ex Nueva Mayoría y el Frente Amplio, y apoyado desde afuera por el Partido Comunista, representa una maniobra política para dar una salida institucional contra-revolucionaria. Apunta a sostener al gobierno de Piñera, a desmovilizar y a desactivar la rebelión popular, dando lugar a una Constituyente fraudulenta y regimentada. La incorporación de la paridad de género, de una representación de los pueblo originarios y de los sectores independientes en esa Constituyente fraudulenta, tal cual lo reclama el PC y el Frente Amplio, no cambiaría su carácter reaccionario. De esa manera, el PC y el FA, sólo buscan legitimar su traición a la rebelión popular. La crisis abierta en Chile está muy lejos de limitarse solo al cambio de una constitución. El estallido social condensa el rechazo de las masas a todo un régimen social, económico y político. Una mera reforma constitucional, en los marcos del actual régimen, no dará una salida a los anhelos del pueblo trabajador. Una Asamblea Constituyente solo podrá ser realmente libre y soberana en tanto se haya impuesto la salida del gobierno y todas las instituciones del Estado que le han sido cómplices, y sea convocada por las organizaciones de las masas en lucha: asambleas populares, territoriales, organizaciones sociales y de trabajadores, etc. Es decir, una Constituyente que asuma el poder político y proceda a la reorganización del país sobre nuevas bases sociales.
  3. El estallido social y la rebelión popular en curso han puesto en evidencia la profunda crisis del régimen del duopolio, un salto en el proceso de ruptura de las masas con él y la extraordinaria combatividad en las calles de la juventud y los denominados movimientos sociales. El paro nacional del 12 de noviembre demostró que la huelga general indefinida es lo que hace falta para imponer la salida de Piñera. Sin embargo, tanto Unidad Social como su mesa sindical, ambos controlados por el PC, se han negado sistemáticamente a levantar la consigna “Fuera Piñera” y, por ende, a impulsar la huelga general indefinida. Por su parte, el Frente Amplio, que emergió y se presentó como una supuesta alternativa política a ese “duopolio neoliberal”, terminó por integrarse a él, constituyéndose como una fuerza del régimen. La “acusación constitucional” contra Piñera, impulsada por el PC y el Frente Amplio, no fue más que una maniobra de estas fuerzas para disimular su política de salvataje del gobierno y el régimen y para intentar encauzar la rebelión en un proceso institucional reaccionario. Desde La Fuerza 18 de Octubre impulsamos y organizamos, a través de la agitación, la propaganda y los pronunciamientos en asambleas populares, territoriales y de trabajadores, la continuidad de la movilización social en las calles y la huelga general indefinida hasta que se vaya el gobierno asesino, derrotando al duopolio e imponiendo una Asamblea Constituyente libre y soberana.
  4. La Fuerza 18 de Octubre debe fortalecer y potenciar la nuevas experiencias de frentes únicos surgidas recientemente al calor de la rebelión popular en Chile, que se expresa en los órganos de auto-organización de las masas, como lo son las asambleas populares y territoriales y la coordinación de todas ellas en organismos superiores. La Fuerza 18 de Octubre debe impulsar y participar en todas las instancias de frente único que se creen siempre con una política independiente, ya sea como conducción política o como sector minoritario, con el objetivo de que el proceso avance en un sentido revolucionario. Las fuerzas políticas del duopolio, el Frente Amplio y el PC, pretenden orientar al movimiento a la preparación del plebiscito de abril emanado del “Acuerdo por la Paz”. Como La Fuerza 18 de Octubre denunciamos el “Acuerdo por la Paz” y señalamos que abril queda lejos, que las necesidades de las masas urgen, que hay condiciones para luchar por el Fuera Piñera y por el salario, las pensiones, el trabajo y la vivienda. Debemos impulsar con todas nuestras fuerzas una verdadera campaña por la huelga general indefinida, impulsando pronunciamientos en cada lugar de trabajo y acciones de lucha por este objetivo.
  5. La recomposición del movimiento de masas ha pegado un salto con el estallido de la rebelión popular, superando años de atomización reflejados en la debilidad de sus organizaciones y en sus luchas sectoriales. Este proceso de recomposición se expresa en la emergencia de los órganos de auto-organización de las masas, en el surgimiento de numerosas corrientes que se declaran anti-capitalistas, en las tendencias convergentes en términos organizativos, en la unificación de las demandas y de las luchas y en el salto de la conciencia política del pueblo trabajador, en especial entre la juventud, expresado en la popularidad de la consigna “Fuera Piñera – Asamblea Constituyente”. En este proceso, no obstante, predominan fuertes tendencias espontaneístas y movimentistas, que reniegan de la necesidad de una  dirección política revolucionaria. La Fuerza 18 de Octubre  promueve  la superación de estas limitaciones como una tarea fundamental. Impulsamos la organización revolucionaria de la juventud, como parte de una nueva fuerza política, para avanzar en su estructuración junto a la clase trabajadora. Asimismo, luchamos por la tarea estratégica de avanzar en la recomposición organizativa, sindical y política de la clase trabajadora, impulsando Congresos de Bases del movimiento obrero, expulsando a las burocracias colaboracionistas y levantando nuevas direcciones clasistas y de lucha.
  6. La rebelión en Chile empalma con un proceso de rebeliones populares que se han desarrollado y se desarrollan a escala mundial y continental. Desde las rebeliones en los países árabes, como Argelia y Sudan, pasando por la histórica huelga que protagonizan los trabajadores en Francia, y las rebeliones que han tenido lugar en Puerto Rico, Haití y Ecuador, la enorme lucha librada por el pueblo boliviano contra el golpe de Estado reaccionario, los paros generales en Colombia y más atrás la rebelión en Nicaragua; dan cuenta de un período signado por la agudización de la lucha de clases. El telón de fondo de todas las ofensivas anti populares de los gobiernos capitalistas y del estallido de las rebeliones, es la agudización de la bancarrota capitalista internacional. Desde su estallido en 2007, todas las medidas de rescate impulsadas por el imperialismo y los Estados capitalistas han fracasado. Se desarrolla una guerra comercial y monetaria entre las principales potencias y la economía mundial se encamina a una nueva recesión. En América Latina, las rebeliones han puesto en jaque no sólo a gobiernos neoliberales sino también a los que se reclaman ‘nacionales y populares’. Con sus matices, todos ellos han llevado adelante una política de ataque a las condiciones de vida de las masas y a conquistas históricas de los trabajadores. El resultado del proceso abierto en Chile será determinante y condicionará todo el proceso latinoamericano.
  7. La gran rebelión popular plantea el drama de la ausencia de una expresión política independiente de la vanguardia de la juventud radicalizada y combativa y de los trabajadores. Con el objetivo de superar esta falencia, sobre la base de estos acuerdos políticos y programáticos, los miembros  de la Fuerza 18 de Octubre iniciamos un proceso de militancia común, para confluir, en un período perentorio, en un congreso fundacional de una nueva organización de trabajadores, revolucionaria e internacionalista, basada en el verdadero centralismo democrático, para luchar por el gobierno de los trabajadores y el socialismo.


PROGRAMA


(NUESTRAS PROPUESTAS PARA OTRO CHILE DE LOS TRABAJADORES Y EL PUEBLO)


  1. Salarios y pensiones mínimas de 500 mil pesos líquidos para todos, en el camino a conquistar salarios equivalentes a la canasta familiar por región. Actualización de sueldos y pensiones según la evolución del costo de vida. Fin del trabajo precarizado, por el establecimiento de la negociación colectiva por rama de actividad. Derogación del Código Laboral heredado de Pinochet. Prohibición de despidos. Reparto de las horas de trabajo disponibles sin reducción de salarios para terminar con la desocupación.
  2. Fin al régimen de las AFP, por la nacionalización sin indemnización del régimen de pensiones, creando una caja estatal única y centralizada bajo la gestión, la fiscalización y el control de pensionados y trabajadores, a través de sus representantes electos y revocables. Financiada por las patronales.
  3. Estatización sin indemnización de todo el sistema educativo y de salud, garantizando acceso universal a una educación y salud públicas, gratuitas y de calidad a toda la población.
  4. Abajo la especulación inmobiliaria. Por un plan nacional de construcción de viviendas familiares que garantice de manera efectiva la cobertura de este derecho a toda la población.
  5. Separación de las Iglesias del Estado, fin de las exenciones impositivas, basta de subsidios directos e indirectos, fin de la injerencia religiosa en el ámbito de la educación pública. Respeto del derecho a culto de la población. Juicio y castigo a los líderes religiosos abusadores y violadores, basta de impunidad.
  6. Educación sexual integral para decidir, anticonceptivos gratuitos para hombres y mujeres, para no abortar. Derecho a decidir Aborto legal, seguro y gratuito en el hospital para no morir. Por un Consejo nacional autónomo de mujeres, con recursos provenientes del Estado pero políticamente independiente de él, con representantes electas por las propias mujeres, para impulsar la organización y la lucha por los derechos de la mujer.
  7. Abajo el modelo Capitalista neoliberal en su conjunto. Fin de todas las privatizaciones existentes en áreas estratégicas de la economía y de nuestros recursos naturales. Nacionalización sin indemnizaciones y bajo control social y de los trabajadores, del cobre, litio, agua, carreteras, puertos, etc. Fin del modelo de explotación indiscriminada, extractivista y saqueo de nuestros recursos naturales con mono producción de materias primas que solo mantiene una economía primaria de subdesarrollo. Basta de zonas de sacrificio socio-ambientales, destrucción de ecosistemas locales y depredación de nuestro medio ambiente para el lucro de los capitalistas. Que se garantice el derecho al agua de forma gratuita para el consumo humano de las poblaciones y comunidades locales. Por un nuevo modelo de desarrollo económico en función de satisfacer las necesidades de la mayoría de la población, mediante una planificación económica en manos de los trabajadores para garantizar además un uso de los recursos naturales de manera racional, sustentable y social, con una producción de materias primas que debe dar paso rápidamente a la fabricación de productos elaborados, junto con impulsar la industrialización y desarrollo económico del país.
  8. Respetamos y defendemos el derecho a la autodeterminación de los pueblos originarios y las naciones oprimidas. Apoyamos la lucha del pueblo mapuche, con sus propias formas de organización, por sus reivindicaciones frente al asedio histórico del estado chileno y los grupos capitalistas. Por la  desmilitarización  de la Araucanía. Libertad a los presos políticos mapuche. Juicio y castigo a los responsables de los crímenes contra el pueblo mapuche.
  9. Juicio y castigo a todos los responsables materiales e intelectuales de las violaciones de los derechos humanos en Chile, bajo la dictadura y los gobiernos democráticos. Juicio y castigo a Sebastián Piñera, criminal y delincuente, responsable político de los asesinatos, mutilaciones y torturas de manifestantes bajo su mandato como presidente. Desmantelamiento y disolución de los aparatos represivos del Estado. Disolución del Cuerpo militarizado de Carabineros de Chile y de las FFAA. Por una nueva fuerza de seguridad, reclutada, formada, controlada y revocable por las organizaciones sociales, de trabajadores y de Derechos Humanos. Elección por el voto popular de jueces y fiscales.
  10. Fin de los impuestos a los trabajadores y a los sectores populares. Grandes impuestos a las grandes fortunas y a los grandes capitales.
  11. Por una banca estatal única bajo control social de los trabajadores. Nacionalización sin indemnización de todo el sistema bancario, por No pago de la usuraria deuda externa para financiar todos los derechos sociales de la población (Salud, Educación gratuita y de calidad para todos y todas).
  12. Abajo los acuerdos capitalistas para el saqueo y la depredación de la vida en los países. Abajo el TPP11 (Acuerdo Transpacífico de Cooperación Económica)


Fuera Piñera.


Asamblea constituyente libre y soberana


Que la crisis la paguen los capitalistas


Que gobiernen los trabajadores


Por la unidad socialista de América latina y a escala mundial


Por la refundación de la cuarta internacional


 


Fuerza 18 de octubre


Domingo 02 de Febrero 2020, Talcahuano Chile

En esta nota

También te puede interesar:

La nueva serie de Amazon Prime Video cuenta de violaciones, misoginia, violencias y grooming y ya anunció una segunda temporada.
Vamos por la expropiación de las AFP, por el fuera Piñera y por una constituyente libre y soberana