20/02/1996 | 482

Contacto en Gaza

A principios de año, el reputado servicio secreto sionista, Shin Bet, realizó una de sus mayores ‘proezas’ al eliminar a Yehiz Aiash, un dirigente palestino de la organización Hamas, conocido como el ‘ingeniero’, al que se le atribuye la responsabilidad por centenares de ataques suicidas en Israel. El asesinato del Shin Bet se produjo a pesar de una tregua pactada desde setiembre con Hamas, para viabilizar las elecciones palestinas que tuvieron lugar, precisamente, luego de la muerte de Aiash.


La posibilidad que tuvo el servicio sionista para operar en un territorio que no figura ya bajo su jurisdicción, la zona autónoma de Gaza, tiene que ver menos con sus habilidades que con la complicidad de las autoridades del territorio, es decir Arafat. La revista norteamericana Newsday reveló hace más de un mes que la operación solamente pudo ejecutarse cuando la OLP informó del escondrijo de Aiash a Israel. La información de la revista procede de los servicios de espionaje norteamericano (revista Veja, 24/1/96).


El episodio es otra manifestación del rol fundamental que los acuerdos de paz han asignado a la OLP —policía del sionismo contra el pueblo palestino.