22/06/2000 | 669

«El FA-EP representa al Estado Capitalista»

«A este acto han venido más de 30 compañeros de Uruguay movilizados por nuestro partido, además de otros que han venido por sus propios medios. Este es el resultado de una agitación que hemos realizado en Uruguay para colocar la cuestión de la refundación de la IVª Internacional como un tema no ya de nuestro partido, sino de un conjunto de activistas del movimiento obrero y de la juventud, ya que consideramos que es la única perspectiva para el desarrollo de un movimiento revolucionario, a escala internacional y del Uruguay. No podemos construir un partido revolucionario sin plantear, como parte integral, la cuestión de la Internacional. Hemos constatado que este trabajo internacional nos ha abierto el debate con compañeros que no se acercan por la discusión de los problemas nacionales. Es decir que ha generado toda una expectativa no sólo por la calidad política de estos planteamientos internacionales y del agrupamiento que lo impulsa sino también porque estos compañeros han comenzado a apreciar el carácter catastrófico de la situación internacional. Finalmente, en esta presencia de compañeros del Uruguay se siente el impacto que ha provocado la actividad del PO en Argentina y su intervención en la lucha de clases, tanto en las organizaciones de masas y en las luchas populares como en Tartagal, como el éxito de haber conquistado una banca en la Legislatura de Buenos Aires a través de Jorge Altamira. Entendemos que esto último va a ser un elemento de educación política sobre la utilización revolucionaria del parlamento también en Uruguay, donde los trabajadores están acostumbrados a ver la participación parlamentaria de la izquierda al servicio del capital».


La reunión internacional ha caracterizado al centroizquierda y al movimientismo como un instrumento político de la burguesía contra el movimiento obrero y las posibilidades de su desarrollo revolucionario. En Uruguay, el Frente Amplio-Encuentro Progresista gobierna Montevideo…


La Reunión Internacional caracteriza a estos frentes de centroizquierda como frentes populares, de colaboración de clases, que intentan impedir que la movilización de las masas adquiera características revolucionarias. En el caso del FA-EP ya no se trata de que desvían desde la oposición sino desde el propio gobierno, no sólo en la Intendencia de Montevideo sino también en el propio gobierno nacional, ya que éste no podría tomar ninguna medida sin la colaboración del FA-EP, que ocupa el 40% de las bancas del parlamento. Por lo tanto, para nosotros se trata no sólo de una lucha contra una tendencia; es una lucha contra el Estado que esta gente encarna plenamente. En concreto, en Montevideo en estos momentos hay una huelga de los recolectores de basura ante la pretensión del gobierno municipal del FA de reducir la dotación de cada camión de tres a dos trabajadores. Frente a la negativa de los compañeros a aceptar la flexibilización y los despidos, la intendencia rompió negociaciones con el sindicato y el FA va a convocar rompehuelgas, protegidos por la policía, para quebrar la huelga de los trabajadores municipales. Creemos que esto es toda una defin ición política.

También te puede interesar:

Se realizó la charla “Despidos en pandemia: género y precariedad”.
Mariana reingresó  a la escuela. Una primera victoria en una lucha que continúa.
¡Reincorporación ya de las dos profesoras!
Hoy se movilizaron al Ministerio de Trabajo reclamando mejores condiciones laborales.
En medio de la segunda ola y el pico de contagios.
Se realizaron medidas de fuerza en hospitales de la capital y el interior provincial.