09/03/2001 | 698

El frente amplio sabotea el referendum

El fracaso del referéndum del 18 de febrero contra la llamada Ley de Emergencia, abre el grifo a la privatización masiva de las empresas estatales. Pero la derrota encubre más de lo que revela y anuncia la constante radicalización política de los activistas obreros uruguayos.


Es que el movimiento por el referéndum no fue iniciado por el FA-EP sino por algunos sindicatos, por sectores del movimiento de cooperativas de la vivienda y por algunos partidos de izquierda, entre ellos el Partido de los Trabajadores. Fue un movimiento de activistas sindicales y barriales que juntó contra viento y marea las 150.000 firmas necesarias para habilitar el referéndum.


El FA-EP se pronunció por el Referéndum solo cuando no pudo envitar la convocatoria. Sin embargo, grandes referentes del FA lo boicotearon abiertamente. Seregni llamó a no votar, y otros dirigentes del FA-EP hicieron campaña a favor de «la conjunción de lo público y lo privado».


La burocracia del PIT-CNT no hizo ninguna movilización ni paro, no sacó afiches ni propaganda.


Tabaré Vázquez, el máximo dirigente del FA-EP, le dio al referéndum un perfil bajísimo, incluso señalando que si no se llegaba «no pasaba nada». Ni siquiera recurrió al derecho de usar a la radio y la TV para llamar a votar.


La política de los dirigentes del FA no podía ser otra. Tabaré Vázquez se muestra «permeable» a las privatizaciones. El intendente Arana, de Montevideo, privatiza cotidianamente.


Esto explica, que concluido el referéndem, el presidente Batlle propusiera un «diálogo social» al FA.


El medio millón de votos salió entonces de un sector de militantes sindicales y barriales, a pesar de sus direcciones. Este movimiento tiene que convertirse en una fuerza política organizada independiente de la pequeña burguesía del FA. Claro que para imponer las privatizaciones aún falta librar una lucha física contra los despidos, los retiros «voluntarios» y las nuevas normas de flexibilización laboral que querrán imponer las empresas privadas. El instrumento para ello no puede estar dentro de FA.