31/07/2008 | 1048

El Partido Obrero en el movimiento obrero boliviano

Una intensa actividad desarrolló una delegación del Partido Obrero en Bolivia, entre el 16 y el 28 de julio. Luego de una actividad con compañeros en Santa Cruz de la Sierra, Christian Rath y Osvaldo Coggiola, se reunieron con la Agrupación Marxista Revolucionaria, definiendo una posición común para el referéndum revocatorio del 10 de agosto, y para toda la crisis política en general, de independencia de clase e intervención revolucionaria. La declaración fue inmediatamente publicada y ampliamente distribuida (ver PO Nº 1.047). Christian Rath participó en una asamblea de obreros de la importante fábrica La Estrella, planteando esta posición.

El 19 de julio, en el 67 aniversario de la FTFDLP (Federación de Obreros Fabriles de La Paz), en el acto conmemorativo, Osvaldo Coggiola fue el último orador de una larga lista de dirigentes sindicales (y hasta de un representante del Ministerio de Trabajo), donde reivindicó la trayectoria histórica y revolucionaria del movimiento obrero boliviano y planteó sus encrucijadas actuales, defendiendo la construcción de un partido obrero y de la Internacional Revolucionaria. Su intervención fue la más aplaudida.

El centro de la actividad, sin embargo, fue el miércoles 23 de julio, cuando la FTFDLP (COB) organizó un taller, de 12 horas de duración, sobre ‘La crisis mundial y los gobiernos populistas’, con seis oradores. En un auditorio lleno, con representantes electos por las bases de todo el movimiento obrero de La Paz, Osvaldo Coggiola abrió la actividad abordando los aspectos económicos y políticos de la crisis mundial. Relacionó la emergencia de los nuevos nacionalismos latinoamericanos (Evo Morales incluido) con la crisis, señaló sus enormes limitaciones y mezquindad.

Hubo muchas intervenciones y preguntas, de alta calidad, que dieron lugar a un rico debate. Avram Pérez, economista vinculado con el movimiento sindical, cerró con su intervención, coincidiendo en algunos aspectos con la de Coggiola, la actividad matutina.

Por la tarde, Gonzalo Trigoso, ‘abstencionista’ histórico, abrió con una intervención en la que reiteró sus conocidas tesis acerca de la inminencia de un enfrentamiento total entre la oligarquía fascista del oriente boliviano y las masas populares, reivindicando la organización militar, pero asegurando que ‘no se puede pedir al gobierno de Morales más de lo que hace’, pues eso no correspondería a su naturaleza ‘populista’. Tr

as esta intervención verbalmente radical y políticamente conservadora, Hugo Moldiz, representante del MAS (Morales), negó el adjetivo de ‘populista’ para el gobierno de Morales, que sería ‘revolucionario’ en las condiciones históricas actuales (crisis de la clase obrera, preeminencia del trabajo inmaterial sobre el material, emergencia de los nuevos movimientos sociales, de la cuestión de la identidad cultural y nacional como más importante que la de clase, etc.). Después de desgranar este rosario del neoconformismo izquierdista (siendo abucheado en algunos pasajes por el público) planteó el apoyo político al gobierno y la perspectiva de ‘un Estado plurinacional con un… partido único de la revolución’.

Christian Rath fue el último orador, y pese a las horas ya largas de debates, consiguió polemizar eficazmente con los oradores precedentes, planteando el fracaso del gobierno de Morales en resolver las cuestiones básicas de la revolución nacional y democrática en Bolivia.

Rath planteó también la posición de la AMR y el PO sobre el referéndum. Su intervención acabó siendo un diálogo con los representantes obreros presentes, a través de preguntas del orador y respuestas del propio público, que aprobaron calurosamente las posiciones y análisis defendidos por el representante del PO.

En los días siguientes, los compañeros del PO continuaron con su actividad, haciendo reuniones con activistas y dirigentes obreros fabriles (los que coincidieron en distribuir la declaración de la AMR y de realizar conjuntamente un boletín de informaciones obreras para organizar la lucha de los trabajadores del sector).

Coggiola dio una conferencia sobre ‘Indigenismo y Marxismo’ en el Centro de Derechos Humanos de La Paz, con la presencia de un sector de dirigentes indigenistas críticos del gobierno del MAS, abriendo la perspectiva de un debate orgánico con ese sector. Sería imposible resumir, en este espacio, los debates habidos, la gran receptividad y el conjunto de las actividades desplegadas en el corto espacio de doce días.

La intervención internacionalista del PO en la crisis boliviana, en el centro del movimiento obrero, han sido un ejemplo de internacionalismo obrero activo. Varias actividades han quedado programadas.

La lucha valió, y va a continuar.

En esta nota

También te puede interesar:

Día del Migrante. América Latina, una realidad común.
Macri-Bullrich, soportes del golpismo criminal.
Más de 24 horas pasaron de conocerse la noticia y sin embargo no publicaron ni un tuit sobre el tema.  
El FIT-U lo había denunciado desde el primer momento.
Declaración de Atrabol (Agrupación de Trabajadores Bolivianos, residentes en Argentina).
Límites y perspectivas.