17/10/2020

Elecciones en Bolivia: los residentes en Argentina se movilizan por su derecho a votar

La comunidad votará contra los golpistas.

La gran movilización de la comunidad boliviana a la Casa de Gobierno de Mendoza, para reclamar su derecho a votar en las próximas elecciones presidenciales de su país de origen, consiguió su objetivo. Apenas algunas horas después, altos funcionarios del gobierno provincial anunciaron que se habilitarían polideportivos y escuelas para que puedan sufragar el próximo domingo.

En distintos lugares del país ocurrieron hechos similares. En las provincias de Santa Cruz y Córdoba, en la misma Capital Federal, y otros puntos. En nuestro país la comunidad boliviana ya se movilizó masivamente contra el golpe hace casi un año, ahora se moviliza para garantizar su intervención la disputa electoral del 18 de octubre.

Los residentes en Argentina votarán en masa por los candidatos del Movimiento al Socialismo, de Evo Morales, motivo por el cual los gobiernos provinciales tratan de impedirlo. Cuando se trata de cuestionar al gobierno central apelan al «federalismo» y la «república», pero cuando se trata de impedir que sea derrotado un operativo golpista orquestado por la embajada norteamericana no dudan en apelar a maniobras de poca monta.

La comunidad boliviana, mediante la movilización y la lucha, impuso en la mayoría de los distritos su derecho a votar. Incluso en provincias como Mendoza conquistó que se habiliten polideportivos, que tiene lugares más amplios y resguardados del clima que las escuelas. De alguna forma, esta es la réplica entre los residentes bolivianos en Argentina de la gran huelga de campesinos y obreros que puso fin a las dilaciones y logró la confirmación de la elección para el domingo 18 de octubre.

A esta altura es evidente que las elecciones del domingo 18 son entendidas por las masas obreras y campesinas, de Bolivia y Argentina, como una batalla crucial para derrotar el endeble régimen orquestado por los golpistas, el imperialismo yanqui y la derecha continental.

Desde el comienzo de la lucha contra el golpe, el Partido Obrero ha sido un ferviente impulsor de la acción independiente de los obreros y campesinos para derrotar a los golpistas, pero también para superar los límites, acuerdos y negociaciones del MAS, que busca desmovilizar al pueblo explotado.

El domingo 18 es necesario valerse del voto al Movimiento al Socialismo para derrotar el golpe de Estado. Pero la salida es construir un partido de combate la clase obrera para luchar por una Bolivia obrera y socialista.

También te puede interesar: