23/02/2021

Fernández y López Obrador, la debacle del Grupo de Puebla

Sobre la visita del presidente argentino a México.

El presidente Alberto Fernández se encuentra desde el lunes en México, donde participará de las celebraciones del bicentenario de la independencia. Ayer se reunió con empresarios e intelectuales, mientras que hoy participó de una conferencia de prensa junto al presidente mexicano Andrés Manuel López Obrador.

La visita de Fernández no logró sustraerse al escándalo de la vacunación vip, por el que fue consultado en la conferencia. El mandatario intentó contraatacar aludiendo a la corrupción del gobierno macrista y el ajuste en salud de la gestión anterior. El lunes, AMLO se había desmarcado públicamente, al criticar la “vacunación secreta” en varios países. Así como Fernández llegó a México golpeado por el «vacunagate», López Obrador se encuentra cuestionado por respaldar a un candidato a gobernador del Morena, Félix Salgado Macedonio, que está acusado de delitos sexuales graves contra cinco mujeres, según denuncian diputadas de ese mismo partido.

La conferencia conjunta se caracterizó por referencias críticas a los gobiernos “neoliberales” anteriores y a los grandes medios que los acompañaron. Alberto incluso señaló que el préstamo del FMI fue destrabado para favorecer la fallida reelección de Mauricio Macri. López Obrador denunció a dos expresidentes (Felipe Calderón y Enrique Peña Nieto) como agentes de ciertas compañías extranjeras.

Pero del dicho al hecho hay un largo trecho, según reza el refrán.

Porque a la hora de la verdad, el gobierno argentino está negociando un acuerdo con el FMI para pagar esa deuda, que tendrá como contrapartida una acentuación del ajuste. Además, ya llegó a un compromiso de reestructuración con los bonistas que les reconoció la totalidad del capital de la supuesta deuda. Ambos mandatarios, por su parte, están buscando tejer vínculos con el nuevo gobierno norteamericano, muy lejos de cualquier planteo antiimperialista.

A los empresarios, Fernández les dijo el lunes que “somos socios de ustedes. Si a ustedes les va bien, a nosotros nos va bien”. En la reunión estuvieron representantes de compañías como Bimbo, Ternium (del grupo Techint) y Coca-Cola Femsa. Esta agenda de contactos con el gran capital se completaba el martes con una reunión mano a mano con el multimillonario Carlos Slim, dueño de Claro. A esta reunión, Fernández llega con un paquete bajo el brazo, dado que autorizó la semana pasada un aumento de casi el 10% de la telefonía móvil para febrero y marzo.

Los presidentes del Grupo de Puebla no cuestionan la dominación del gran capital. Este “eje progresista” (del que sin embargo, AMLO estuvo ausente en sus últimas reuniones) se ha venido desluciendo como resultado del impacto de la crisis en sus respectivos países. Y por la propia agenda de ambos mandatarios, uno de los cuales viene impulsando acercamientos con los mandatarios derechistas de la región (Alberto se reunió con el chileno Sebastián Piñera, el uruguayo Luis Lacalle Pou, y se prepara para un encuentro con el brasileño Jair Bolsonaro) y otro que apoyó hasta el último minuto a Donald Trump, con el que pactó el control de los migrantes centroamericanos, y ahora busca un vínculo semejante con Joe Biden.

Es necesaria la superación de este nacionalismo burgués, por medio del desarrollo de un polo continental alternativo de los trabajadores. La necesidad de convocar a una segunda Conferencia Latinoamericana de la Izquierda y del movimiento obrero combativo es un objetivo de primer orden.

También te puede interesar:

La importancia clave de las huelgas y movilizaciones docentes y de la salud. Escribe Juan García.
La industria, el Covid-19 y la fábula de “en el trabajo no hay contagios”.
Participan el médico Medardo Ávila, el epidemiólogo Carlos Ferreyra y Gabriel Solano.
Lucha de camarillas en el Instituto Nacional de Cine y Artes Audiovisuales.
Estamos exhaustos, precarizados y mal pagos.
Lo anunciado no servirá para combatir la pandemia y agravará la crisis sanitaria y social. Escribe Gabriel Solano.