Gran acto en Uruguay con los piqueteros de la UTD

Más de 500 compañeros se nuclearon en el acto convocado por la UTD y el PT uruguayos. No sólo “cortaron la 18 de Julio por más de cuatro horas”; participaron de un formidable acto obrero con la presencia del Sindicato Postal (que protagoniza una huelga de 38 días y cuyos activistas “voltearon las vallas policiales” para ocupar un edificio público al mejor estilo argentino), de los dos sindicatos de Salud, pública y privada; del Sindicato del Taxímetro, del OSE (que agrupa a los trabajadores estatales) y una fracción del combativo Adeom (municipales). También participó una Comisión en Defensa del

Agua de las cooperativas de vivienda Fucvan; la audición rebelde de CX36, y la organización de derechos humanos Plenaria de Memoria y Justicia. Se acercaron como espectadores miembros del “26 de Marzo”, un ala radical del Frente Amplio.


Es decir que, pese al operativo del gobierno indicando que llegaba la violencia desde la orilla vecina, y pese al llamado de la central sindical PIT-CNT a no concurrir, el acto fue un éxito en su concurrencia y en su convocatoria obrera, tal vez lo más llamativo. Que media docena de sindicatos haya participado de la tribuna de independencia política que levantó la UTD, en medio de la enorme presión política contraria de la burocracia del PIT-CNT, es un gran dato político.


El candidato presidencial de los colorados, el escribano y ministro del Interior Guillermo Stirling, planteó que hay que “evitar que se traslade desde Argentina la conformación mental (sic) que origina el surgimiento del piquetero”. Claro, la UTD ya ha cortado rutas; ha ocupado edificios públicos reclamando alimentos y puestos de trabajo; ha puesto en pie 27 ollas populares y se extiende a otras localidades, como Colonia, cuyos compañeros no pudieron participar por impedimentos económicos. Los trabajadores postales están realizando piquetes, como lo hicieran hace un tiempo los de la gran huelga de la construcción.


El Frente Amplio, a un mes y medio de las elecciones, dedicado a darle todas las garantías al Fondo Monetario, está ideando un símil de los planes de empleo con contraprestación laboral. Al igual que Rodríguez Saá, Duhalde y Kirchner, se alinean con el Banco Mundial en la política de contener la irrupción de los desocupados usándolos como ariete de la rebaja salarial y la flexibilidad laboral.


La burocracia frenteamplista del PIT-CNT atacó el acto y la intervención del Polo Obrero junto a la UTD y a los sindicatos combativos. Castillo, uno de sus principales dirigentes, y el senador tupamaro José Mujica, acusando al ac to y a sus organizadores de ser fun cionales a la derecha, resultan sor prendentes viniendo de gente que defiende al FMI, se reúne con el embajador yanqui y hasta prome te mantener los impuestos al salario.


La otra cara de la moneda del ataque a la UTD es el aislamiento de la huelga postal por parte del PIT-CNT, que a 40 días del inicio del conflicto no ha dado respuesta al reclamo de paro general que le plantean sus trabajadores; la huel ga es sacrificada en el altar de las “conveniencias electorales”. Antes de eso, según denunció la UTD en el acto, el propio PIT-CNT bloqueó una conquista que ya estaba arrancada de 520 puestos de trabajo, cuando el tema llegó a la Junta Nacional de Empleo, donde el PC uruguayo y el resto de la dirección frenteamplista se están preparando para entregar estas reivindicaciones.


Como en las filas del movimiento piquetero argentino, la mujer juega un papel fundamental. María, del barrio El Cerro, integrante de Mujeres en Lucha, lo expresó en la intervención tal vez más vibrante del acto. Madre de cinco hijos, está al frente de la lucha contra el hambre y la decadencia de la salud pública de la que son víctimas los hijos de su clase.


Mal que le pese al centroizquierda argentino y uruguayo, mal que les pese a los “izquierdistas” argentinos que apoyaron a Lula, como Izquierda Unida, y hoy apoyan al Frente Amplio, el movimiento piquetero da enorme pasos en Uruguay, y lo hace enfrentando al Frente Amplio.

En esta nota