28/06/2001 | 712

Libertad a Abed Rahma Al-Ahmar

Por Editor

Hace ya un mes, el Estado sionista tiene detenido y ha sometido a torturas al reconocido militante palestino de los derechos humanos Abed Rahman al-Ahmar, integrante del Grupo de Control de los Derechos Humanos en Palestina. Esta organización se ha destacado por sus denuncias de las brutalidades cometidas por el ejército sionista contra la población civil palestina en los territorios ocupados. Se trata de una ‘detención administrativa’ ya que las autoridades militares han fracasado, en sucesivas audiencias judiciales, en presentar cargos contra él.


La prisión de Abed es política. El diario Ha’aret’z (25/6) informa que «Ahmar le dijo a su abogado que la mayoría de las preguntas que le han formulado sus interrogadores está referida a sus posiciones políticas. Les respondió a los investigadores que apoya una solución en la que haya un Estado ánico y democrático».


Al-Ahmar fue sometido a torturas por sus captores. Pero esto no es ilegal en Israel cuando el detenido es un palestino. Sus captores le han aplicado el shabeh, que provoca profundos dolores en los másculos de la espalda; precisamente Al-Ahmar sufre de hernia hiatal y de enfermedad de columna y espalda como consecuencia de las torturas recibidas en anteriores detenciones. También se le negó adecuada atención médica. La Corte israelí rechazó los reclamos de sus defensores, afirmando «no haber encontrado evidencias» de torturas.


El Grupo de Control de los Derechos Humanos en Palestina y el Comité Páblico contra la Tortura en Israel, así como otros grupos -entre ellos nuestros compañeros de Militantes por la IV Internacional- se han movilizado y realizan una vigilia frente a la prisión donde está detenido Al-Ahmar para reclamar el cese inmediato de las torturas, la atención médica y su inmediata liberación.


El Partido Obrero se suma a la campaña que se desarrolla en Israel e internacionalmente por la liberación de Abed Rahman al-Ahmar.