26/01/2020

Llamado a la solidaridad internacional con la huelga de trabajadores metalúrgicos en Turquía

Texto del DIP (Partido Revolucionario de los Trabajadores)

Huelga, ocupación ¡resistir!


¡Viva la solidaridad de clase internacional!


Más de cien mil trabajadores metalúrgicos en Turquía, un sector considerable,  se están preparando para lanzar una huelga el 5 de febrero de 2020. Esto se produce después de un largo proceso de negociación con la patronal de la industria metalúrgica, que constituye un núcleo estratégico al suministrar una gran parte de las exportaciones por lo que es vital para la economía turca. La industria abarca sectores como el automotriz y la producción de todo tipo de electrodomésticos y piezas de maquinarias, así como la fundición, esenciales para otras líneas de la industria. Historicamente asi como durante los últimos años, los trabajadores metalúrgicos han sido el sector más activo de la clase obrera turca en la lucha de clases.


A partir de 2018, la economía turca ha estado atravesando una crisis en la que el estancamiento y la recesión acompañan a la inflación y al alto costo de la vida, así como a un elevado desempleo. Esto, como es de suponer, crea condiciones insoportables para las personas que trabajan sumidas en una  profunda pobreza. Los trabajadores metalúrgicos, ahora una vez más, actúan como un rompehielos para que toda la población se libere y rompa las cadenas del despotismo que pone inmensas barreras contra la lucha de la clase trabajadora, la juventud y la población en general. Los trabajadores metalúrgicos que se preparan para la huelga lo saben muy bien debido a sus huelgas anteriores prohibidas por el gobierno con la lamentable excusa de violar la seguridad nacional. El gobierno ha prohibido no solo tres huelgas de trabajadores metalúrgicos, sino tambien las grandes huelgas en las industrias de vidrio, petroquímicos, transporte público y la banca.


Una vez más, los patrones amenazan a los huelguistas con una prohibición. ¡Tal prohibición de la huelga será indiscutiblemente ilegítima, inaceptable e ilegal! ¡El tribunal constitucional dictaminó que las prohibiciones de huelga anteriores firmadas por el presidente Erdogan y el gobierno eran ilegales e incluso les ordenó pagar indemnización! Basándose en esa resolución, uno de los sindicatos de trabajadores metalúrgicos, el Sindicato de Trabajadores Metalurgicos Unidos (United Metal Workers Union) (Birlesik Metal-Is), miembro de DISK (Confederación de Sindicatos Progresistas de Turquía) e IndustriALL, ya ha declarado que no reconocerá otra prohibición y continuará la huelga pase lo que pase.



Esto se afirmó en una vigorosa manifestación de trabajadores en Gebze, una de las ciudades de la clase trabajadora,  donde miles asistieron a la manifestación. El mismo día, en Bursa, otra ciudad de clase trabajadora,  decenas de miles se reunieron en una gran manifestación a un llamado del Sindicato de Trabajadores Metalúrgicos de Turquía (Turk Metal, miembro de Turk-Is, Confederación de Sindicatos de Turquía), advirtiendo a las patronales de aceptar sus demandas. 


Incluso un tercer sindicato, cercano al partido del gobierno de Erdogan (AKP), se está preparando para la huelga. Casi todos los días, miles de trabajadores marchan en sus fábricas durante los cambios de turno, ponen en práctica durante horas paros laborales y comienzan a formar comités de huelga para rechazar los aumentos salariales extremadamente bajos y un contrato de tres años propuesto por los patrones en vez del sistema de negociación colectiva bianual, establecidos desde hace mucho tiempo. 


Esta lucha de los trabajadores metalúrgicos puede abrir una nueva fase de lucha de los pueblos contra el despotismo de Erdogan. Tiene el potencial de condicionar toda la agenda de la sociedad en torno a los derechos y demandas de la clase trabajadora y el pueblo trabajador. En el seno de esta lucha, naturalmente florecerían las luchas por la libertad, cuyos ejemplos pueden encontrarse en la lucha revolucionaria de los pueblos trabajadores de la región en el Medio Oriente y África del Norte (Argelia, Sudán, Líbano, Irak e Irán), así como luchas más lejanas en Europa (Francia) y América Latina (Haití, Puerto Rico, Ecuador, Chile, Bolivia y Colombia).


Los trabajadores traen el famoso eslogan de la rebelión de los pueblos que comenzó con las protestas del Parque Gezi: "¡Esto solo es el comienzo, sigamos luchando!"


¡La solidaridad internacional es necesaria y urgente! Asi como por una parte los patrones confían en el régimen despótico que los favorece, por otro lado, lo único en lo que los trabajadores pueden confiar es en su fuerza organizada y su solidaridad proletaria internacional. Las fábricas en proceso de huelga incluyen a Ford, Renault, Fiat, Mercedes y muchas compañías internacionales similares, explotadores imperialistas tambien de trabajadores fraternos de otros países.


Pedimos firmen la siguiente breve petición en nombre de su sindicato, asociación, sociedad, organización profesional, organización de masas, comité vecinal, partido u organización política,  revista socialista, periódico, o en su propio nombre como organizador o activista sindical en otras áreas, un intelectual, militante de un partido político,  como muestra de solidaridad con lo que promete convertirse en uno de los movimientos más importantes en este país que ha vivido demasiado tiempo bajo el puño de hierro del despotismo de Erdogan.



"Nosotros, los abajo firmantes, sindicatos, líderes ,activistas de la lucha de clases e intelectuales, apoyamos esta importante lucha de los trabajadores metalúrgicos de Turquía contra el capital internacional y local y declaramos nuestra plena solidaridad con su huelga. En caso de prohibición de la huelga, declaramos que, de acuerdo con la legislación y la jurisprudencia turcas, así como con las normas legales internacionales establecidas, es su derecho resistirse a este acto ilegal, defender su derecho de huelga y negarse a abandonar sus lugares de trabajo.

Nos comprometemos a organizar acciones concretas de solidaridad con los huelguistas, quienes a través de su lucha unen la lucha por el pan y la libertad en Turquía. Reaccionaremos en respuesta a una posible intervención del gobierno en este derecho legal de huelga para prohibir esta acción tan importante.


Hacemos un llamado a las fuerzas de la clase trabajadora y a los movimientos progresistas en todos los países para tomar partido por los huelguistas contra el régimen cada vez más despótico de Erdogan y su gobierno al servicio del capital.


¡Trabajadores metalúrgicos de Turquía, somos solidarios con su acción! ¡Tengan la seguridad de que todo el mundo internacional del Trabajo está con ustedes en esta lucha!


DIP

(Partido Revolucionario de los Trabajadores)

23 de enero 2020


 

En esta nota

También te puede interesar:

Detengamos la barbarie imperialista
Repudiamos las agresiones contra Şiar Rişvanoğlu, militante del Partido Revolucionario de los Trabajadores
Texto del Partido Revolucionario de los Trabajadores (DIP) de Turquía