12/06/2020

“Lo que estamos viendo en las movilizaciones hoy es la pesadilla más grande para EEUU y su Estado policial”

Testimonios de la rebelión popular; entrevista a Bilal Ali, de Black Alliance for Peace, Oakland
Entevista realizada por Guillermo Kane 

English version


Entrevistamos para Prensa Obrera a Bilal Mafundi Ali, un veterano militante del movimiento por la liberación negra. Actualmente Bilal es miembro del Comité Organizador de Black Alliance for Peace (Alianza Negra por la Paz), e integra proyectos de asistencia a los sin techo en la región de Oakland y San Francisco, así como da clases en varias Universidades y proyectos de educación política de la zona.


-Primero quiero dar mi agradecimiento a la gente en Argentina que han expresado su solidaridad con las masas movilizadas acá en Estados Unidos y decirles que su solidaridad internacional ha sido ejemplar. Vi los vídeos de Argentina [del acto del Frente de Izquierda en apoyo a la rebelión], y lo difundí a mis camaradas acá. Y estaban muy contentos de verlo. Somos internacionalistas, así que entendemos que la lucha no es una lucha local, es una lucha global y va a ser necesaria la solidaridad global para desmantelar este sistema terrorista, capitalista, imperialista que es una plaga para toda la humanidad.


– ¿Cómo se está desarrollando el conflicto actualmente en el área de la Bahía de Oakland y San Francisco?


– Las manifestaciones de protesta en curso, que fueron desatadas por lo que nosotros llamamos el linchamiento, el asesinato de George Floyd, no son un hecho aislado. Vemos que las masas en las calles reflejan la culminación de casi 400 años de experiencias de opresión a la gente negra en América. Esta experiencia ha sido de opresión política, explotación económica y denigración social. Esto no solo ha afectado a la gente negra de este país sino también del extranjero. Entonces vemos que lo que está ocurriendo aquí, con la pandemia del Covid-19, es que la respuesta del Estado ha sido transformarlo en un arma, establecer un control policial. Los negros están muriendo de manera desproporcionada en relación a su peso en la población. Están muriendo 2,5 o 3 veces más que los blancos. La razón es el racismo en el acceso a la salud en este país.


Entonces hay tensión alrededor de eso, que se suma a otra tensión originada a raíz del hermano que fue asesinado a manos de blancos en el Sur, Ahmaud Arbery. Y este hecho reciente con la policía de Minneapolis. Entonces todo esto ha terminado así por las tensiones que hicieron ebullición por causa de las condiciones en las que estamos viviendo en este país que se jacta de ser un “país libre”, el país más rico del mundo. Las tensiones estuvieron en ebullición y ahora pasaron al frente. Es un polvorín y la policía, en realidad, es solo la mecha. En este país, históricamente, la policía ha sido el catalizador de cualquier estallido social, la mecha del polvorín, ¿se entiende? La policía encendió la chispa. Entonces estamos viendo a la gente en las calles. Impusieron el toque de queda y la gente lo ha violado. Cometieron un error tratando de imponer los toques de queda. Nosotros vamos a salir. No van a limitar nuestra participación en las protestas y manifestaciones. Entonces vemos lo que está sucediendo ahora. Y como dije, se ha estado gestando por años y finalmente, la chispa prendió.


Yo he pasado por estas cosas, tengo 68 años, he vivido dos tercios de este siglo. En mi vida he visto la rebelión de Watts de 1965 que fue provocada por el terror policial. He vivido lo que llamaron los motines por Rodney King en 1992. Nosotros los llamamos rebeliones, levantamientos. La movilización de masas a partir del asesinato de Mike Brown en 2014. Y aquí estamos, de nuevo. Pero lo que sucede ahora, de algún modo, es único. Lo que estamos viendo en las movilizaciones hoy es la pesadilla más grande para los Estados Unidos y su Estado policial. Estamos viendo acciones multirraciales, iniciadas por gente negra y con direcciones negras. Entonces no está solo la gente negra en la calle como lo fue en 1965. Estamos viendo grupos multinacionales, multiétnicos en las calles ahora.



–¿Qué efectos pensás que tuvo el intento de aplastar la rebelión actual mediante la represión?


– ¡No ha tenido ningún efecto! Como dije, ellos impusieron el toque de queda y nosotros desafiamos al toque de queda. La gente fue golpeada, incluso han disparado sobre ella y sin embargo, en este mismo momento, están volviendo a la calle. Y la protesta se está expandiendo constantemente, lo vemos por todo el país, en alrededor de 500 ciudades la gente está en la calle protestando de algún modo u otro, rebelándose en algo así como 20 estados. Entonces estamos viendo algo que no había pasado antes con este alcance y profundidad, y la gente está reclamando cambios.


Mucha gente se está enfocando en la brutalidad policial – a mí no me gusta mucho ese término porque pone el énfasis en que el problema es que hay algunas manzanas podridas en el árbol y nosotros decimos que todo el maldito árbol está podrido. Y la gente se está dando cuenta, y ahora se está hablando de desfinanciar a la policía. Eso es un poco vago. No queremos sólo desfinanciar la policía, queremos desempoderarla, desarmarla y desmantelarla. Somos abolicionistas.


Ahora estamos viendo algunos de los políticos de siempre, y me refiero a la clase de malos dirigentes negros de este país. Hay políticos negros que dicen estar tomando el legado de ancestros como Malcolm X, Martin Luther King y Fannie Lou Hamer. Han caminado sobre sus tumbas y son básicamente marionetas neo-colonialistas. Ellos han sido colocados allí para mantenernos lejos de la verdadera resistencia, la que pretende desmantelar al sistema. Entonces salen ahora a decir “sí, necesitamos desfinanciar a la policía”. Salen a decir esto el alcalde de San Francisco, al alcalde de Los Ángeles. Dicen “vamos a sacar 150 millones de dólares del presupuesto al Departamento de Policía de Los Ángeles”, que es líder en las estadísticas de asesinatos de gente negra en este país. Eso es solo el 5% del presupuesto del Departamento de Policía de Los Ángeles, una escupida en un balde. Pero los alcaldes negros que están en el Partido Democrático están saliendo. Estos son alcaldes que siempre apoyaron a la policía, que han ordenado a la policía a hacer redadas de gente sin techo, y ahora vienen como si fueran campeones de la causa.


Pero nosotros entendemos que este sistema, el capitalismo, es resistente porque tiene la habilidad de cooptar la resistencia popular. Estamos viendo a nuestro enemigo, no hay nada nuevo. Yo les enseño a mis estudiantes  “Esto es lo que han hecho históricamente, estén en guardia frente a esto”. Entonces ahora se quieren poner al frente. Nosotros decimos que el desfinanciamento de la policía, la tienen que decidir lo de abajo en la sociedad. No la misma gente que ha estado en el poder y no ha hecho nada para mejorar las condiciones de vida de sus electores en este país. Para muchos todavía no está dicha la última palabra sobre qué es esto de desfinanciar la policía. Nosotros no queremos sólo desfinanciar la policía, queremos demolerla porque entendemos que la policía es una fuerza de ocupación en nuestras comunidades y que no están aquí para hacer valer la ley sino para imponer la supremacía blanca. Entonces este es el debate que estamos dando actualmente y estamos hablando del tema, diciéndole a la gente que quieren engañarlos y cooptarlos. Y es lo que está pasando, están intentando hacer eso.


Está el Congressional Black Caucus [Bloque Parlamentario de Diputados Negros]  y Nancy Pelosi, que es la líder de los demócratas, le ha dicho al Congressional Black Caucus que necesitan elaborar reformas. Y una de esas reformas es un mejor entrenamiento a la policía. ¡¿Qué mejor entrenamiento necesitan?! Pero el Congressional Black Caucus es el mismo que en 2014, dos semanas antes del asesinato de Mike Brown a manos de un policía en Ferguson, un 80% de sus integrantes votaron el llamado Programa 1033 para otorgar a las fuerzas policiales locales acceso a armas de grado militar.


Recientemente, creo que el año pasado, el 75% del Congressional Black Caucus votó darle a la policía un estatus de protección cuando un oficiales policial es acusado de un crimen federal grave. Entonces ahora hicieron salir a esta gente a que digan “nosotros nos vamos a ocupar de esto”, “vamos a hacer reformas” y así sucesivamente. Muchos de nosotros no vamos a caer en eso y estamos educando a nuestra gente sobre por qué no apoyamos eso. No se puede confiar en gente que le ha dado a la policía el derecho de usar armamento militar sobre nuestras comunidades y le han dado estatus de protección legal a la policía. No pueden venir y pasar por encima del movimiento que se está desarrollando ahora. Entonces esta es otra batalla. La batalla contra la “burguesía compradora”.


Entonces la gente pide desfinanciar la policía, reclaman abolir su protección calificada, que hace que no los puedan procesar por lo que suceda cuando nos están matando y golpeando, entonces estamos diciendo NO. Necesitamos mucho más, pero cualquier movimiento, cualquier decisión sobre cómo vamos a manejar este problema tiene que venir desde abajo, no desde arriba. Esos días terminaron. La gente mayormente afectada por estas condiciones es la que debe tomar estas decisiones y determinar hacia dónde vamos.


– ¿Qué grupos políticos o sociales tienen influencia dentro del movimiento?


– Bueno, los grupos involucrados aquí en Oakland son el Anti-Police Terror Project [Proyecto contra el terror policial] que fue formado en 2014 y hay otros grupos involucrados que no militan exclusivamente en proyectos contra el terror policial. Esta la gente que lucha por vivienda, la que trabaja con la gente sin techo, los que resisten los desalojos de inquilinos. Esta gente también está en las calles. Entonces tenemos una colaboración entre grupos que trabajan múltiples reclamos. No sé cuánta siguen la política de este país y lo que llaman “la izquierda” aquí. Un amigo mío solía decir que “el problema con la izquierda es que se fue de aquí” [juego de palabras con el término “left”, izquierda e irse]. La izquierda está muy fragmentada, sabés, se cierran en una demanda específica, estrecha. No conectan un problema con el otro. Pero estamos viendo que esto está cambiando con las rebeliones, protestas y manifestaciones ahora.


Yo formo parte del Comité Organizador de Black Alliance for Peace[Alianza Negra por la Paz], que iniciamos en 2014. Establecemos las conexiones que existen entre el imperialismo en el mundo y el imperialismo dentro del país. Entre las bases militares en África, y lo que sucede aquí con la policía. Entonces estamos estableciendo esas conexiones y, como resultado de ese trabajo, la gente ahora está estableciendo esas conexiones. No existe tal cosa como una acción por un problema aislado, porque no tenemos una vida de problemas aislados, ¿no?


Yo vengo del movimiento de liberación negra, fui miembro del Partido de Panteras Negras por la Autodefensa cuando tenía 16 años y vimos cómo este país transformó ese tipo de actividad en ilegal y le dio concesiones a una clase en particular. El movimiento de derechos civiles fue una colaboración de elementos de la pequeño burguesía negra y elementos de la burguesía liberal del Partido Demócrata. Esta colaboración creó la clase de burguesía compradora, y desvío a nuestro pueblo de su justa resistencia. Pero ahora eso ha sido puesto de cabeza, y la gente está viendo la hipocresía de sus funcionarios electos.


No sé si sabés esto, pero yo estoy pinchando con esto a muchos de los que acá estaban apoyando a Bernie Sanders. La última declaración que hizo fue que quería darle a la policía un aumento. Dice que esa es una de las soluciones al tema. Bueno de algún modo, él relaciona el terrorismo policial con el salario de los policías. Pero los policías están entre los empleados públicos mejor pagos. Aquí en San Francisco, en Oakland, la policía gana más de 180 mil dólares al año. Entonces mucha gente está enojada con Bernie por eso. Y nosotros les decimos “Ey, nosotros les avisamos sobre este tipo”.


A un alumno mío le expliqué la diferencia entre demócrata socialista y socialdemócrata y le dije que Bernie Sanders no es socialista. No está a favor de abolir el orden económico existente. Quiere retocarlo. Es como Roosevelt, quiere salvar al capitalismo. Sabés, para él el capitalismo en sí mismo no es el problema, tiene algunas cosas malas que hay que corregir. Entonces le expliqué, y le di un ejemplo; cuando Bernie Sanders propuso un salario mínimo de 15 dólares, le dije, en el socialismo, los trabajadores van a determinar sus propios salarios. 15 dólares no es mucho acá, no podés vivir en el área de la Bahía con eso. Un departamento de un ambiente en San Francisco sale 4 mil dólares… y además, cómo puede determinar él los salarios de los que producen la riqueza, no? Entonces, sabés, es pura mierda. En mi grupo lo llamamos “perro ovejero”, que quiere conduce a la gente de vuelta al Partido Demócrata. Así que, sí. Mucha gente está decepcionada con él. Hay un nuevo partido formado por la gente de Bernie. Rompieron con él y organizaron un nuevo partido, pero no son un partido revolucionario radical, son más bien demócratas socialistas. Socialistas en los papeles pero su práctica no tiene nada que ver con el socialismo.


–La rebelión está obviamente centrada en el racismo del Estado y los asesinatos de la policía pero, ¿qué rol crees que tienen en este levantamiento los problemas económicos y sociales?


– Bueno, mucha gente está enojada. Se centran en la policía y el asesinato de George Floyd. Nosotros tratamos de que la gente entienda que no se puede individualizar esto. No se puede individualizar su muerte, esto le ha estado pasando a la gente negra por más de 400 años. Desde que yo estoy en este país, desde que nací, no ha habido un momento en el que la policía no mate gente negra. Entonces no queremos que esto se individualice, no se trata de él. Tenemos también a Breonna Taylor, la mujer negra que fue asesinada en su departamento y hemos tenido otros asesinatos desde ese momento. Entonces no queremos que la gente individualice y que esto sea conducido a una reforma, ¿no?  Las reformas nos mantienen en esta mierda, son un engaño. Entonces tenemos diferentes elementos, tenemos una situación de desigualdad de desarrollo y crecimiento y la gente está entendiendo el rol que juega el aparato económico y policial. Están relacionando una cosa con la otra, hay una educación política en curso. La policía está por razones económicas, entonces decimos que la política es básicamente economía concentrada, ¿no? La policía está para mantener el statu quo, está para proteger a las corporaciones, a los empresarios, a los emprendedores inmobiliarios. Los que han promovido la gentrificación [proceso de desalojo de los barrios de clase obrera de las ciudades por especulación inmobiliaria]. Los que han causado que haya gente sin techo. La policía está para sostener esa estructura económica. También está para sostener la estructura social, la supremacía blanca.


Entonces nosotros estamos publicando información, estamos hablando de esto desde hace mucho tiempo y mucha de la gente que está en las calles ahora ha estado leyendo y escuchando. Mucha gente está planteando la situación económica y social que sufren nuestras comunidades. Entonces, como dije, no es sobre él. Sí, estamos muy dolidos por lo que pasó. Porque tuvimos que ser testigos de eso mediante el video. Pero no queremos que sea sobre él, es sobre todos nosotros. No solo local o nacionalmente, sino internacionalmente. Hemos visto pasar lo mismo en Haití, en Venezuela. Esto es un hegemón. Un proyecto paneuropeo para dominarnos a todos, a pesar de que están en crisis. Nosotros predijimos que esto iba a pasar más tarde o más temprano porque el capitalismo está en crisis y porque está en crisis vamos a ver un incremento en el aparato represivo de este país. Vamos a ver más balas y más asesinatos y queremos que la gente entienda y ponga todas esas variables juntas. Queremos desmantelar este sistema, no solo a la policía. Queremos que se vaya en su totalidad.



– ¿Hay iniciativas para coordinar las protestas? ¿Para escribir plataformas comunes? ¿Hay una deliberación política entre los luchadores para que sus voces se escuchen en el escenario nacional?


– La plataforma en Oakland ha sido escrita durante la crisis de la pandemia del Covid-19, pero antes del asesinato de George Floyd. Pero es parte de eso y se llama la Plataforma del New Deal Negro. Es una plataforma larga pero que toma todos los problemas que hemos estado hablando. También está la Black is Back Coalition, que la preside Omali Yeshitela, del Partido Socialista de los Pueblos Africanos y también tiene miembros de Black Alliance for Peace y han desarrollado una Agenda Negra para el siglo XXI. Ambos documentos, ese y el de aquí, el Black New Deal, toman muchos de estos problemas. Hemos podido utilizar estos documentos para organizar a nuestra gente y brindar educación política. Para que la gente relacione todos estos problemas y vean que todo emana de la misma fuente. Ahí es donde nuestro trabajo se centra. Vamos a continuar centrándonos en radicalizar a nuestro pueblo y decirle que el Partido Demócrata no va a salvarlos, que la policía definitivamente no va a ayudarlos y que este país como está constituido, nunca fue para nosotros, ¿no? Y necesitamos un cambio radical a través del medio que sea necesario pero primero tenemos que entender y articular cuáles van a ser esos medios.


Entonces, en este punto nos encontramos ahora. Nosotros decimos que las condiciones radicalizan a la gente. Les digo a mis alumnos que la supremacía blanca y el imperialismo van a formar más revolucionarios de los que yo he podido formar alguna vez. Les pregunto a mis estudiantes quién fue el reclutador más grande del Partido de las Panteras Negras y ellos dicen “ustedes, brindando educación radical en las calles”. Pero yo les respondo que eso fue solo una parte, que el mejor reclutador para el Partido de las Panteras Negras fue la policía porque mucha gente ha tenido experiencias con la policía y así es cómo se acercaron. El mejor ejemplo es el de Mumia Abu Jamal, él tenía 15 años cuando se unió a los Pantera Negra en Filadelfia. Lo golpeó la policía racista de Filadelfia encabezada por el racista Frank Rizzo, cuya estatua ahora fue tirada abajo y luego de eso se unió. Eso es dialéctica, ¿no? Son aquellas condiciones que forman a los revolucionarios y ahora la gente está viendo la verdadera naturaleza y el verdadero carácter de la policía. Especialmente en todos esos videos que muestran la brutalidad policial, como tratan a la gente que trata de ejercer su supuesto derecho a manifestarse en este “país libre”. Están viendo a la policía tirar al piso y dejar inconsciente a un hombre de 75 años, cómo tiran gases lacrimógenos a niños, o les tiran con balas de goma a la cara. Yo puedo hablar hasta quedarme sin aire. Pero eso va a radicalizar a mucha más gente de lo que mi organización, o cualquier otra organización, haya podido. Otra vez, dialéctica. Es una comprobación de la tesis dialéctica de que donde hay opresión, hay resistencia.




 

También te puede interesar:

El documental de Lisa Kovner rescata la historia de las pioneras de la música electrónica en Europa y los Estados Unidos, con los vaivenes de la historia del siglo XX como telón de fondo.
Impulsamos medidas de lucha contra esta injerencia imperialista.
Aborda temas como la persecución racial y la opresión hacia la mujer, la banda presenta uno de los mejores discos del 2021.