13/04/2000 | 662

Los pulpos yanquis derrotan al ‘gusanaje’ de Miami

Durante mucho tiempo, el sector de los ‘gusanos’ de Miami venía bloqueando, mediante una inusitada presión política, el acercamiento a Cuba que venían reclamando las grandes corporaciones capitalistas norteamericanas e incluso los representantes de los intereses cerealeros que ven en la isla un gran mercado para sus productos. Ahora, con la derrota política tremenda de los anticastristas que estaban reteniendo a Elián, el niño cubano rescatado del mar Caribe, el ‘gusanaje’ de Miami dejará de representar ese obstáculo. Es precisamente lo que guió a Clinton y al conjunto del gobierno norteamericano en la decisión de respaldar la decisión del servicio de inmigraciones de Estados Unidos de devolver a Elián a su padre.


La presencia del padre de Elián en Nueva York, coincide la prensa norteamericana, ha apuntado a evitar una solución por la fuerza del conflicto, como habría sido una acción policial para cumplimentar la decisión de la justicia. Esta solución habría abierto una fractura peligrosa entre el gobierno norteamericano y el anticastrismo miamiense, que se hubiera desviado más allá del objetivo de neutralizar a quienes se oponen al acercamiento económico-comercial, y más tarde político, entre Estados Unidos y Cuba, según el modelo ya aplicado con China. Al facilitar el viaje del padre de Elián a los Estados Unidos, el gobierno cubano rescató del fracaso el objetivo fundamental de la diplomacia de Clinton. El influyente diario The New York Times (6/4) dice, en un editorial, que «con González (el padre) fuera de vista en Cuba, los parientes tenían mano libre para distorsionar el caso con argumentos legales falsos y reclamos inconsistentes de que Elián tenía miedo de ver al padre». Saluda la decisión de Juan Miguel González de viajar a Estados Unidos, para «disipar las dudas».


El secuestro de Elián por parte de sus parientes de la extrema derecha de Miami y las movilizaciones en Cuba en defensa de sus derechos nacionales no deben disimular el hecho de que todo esto ha servido para encaminar un proceso de otras características, que es la cuestión de la penetración del imperialismo yanqui en Cuba.

En esta nota

También te puede interesar:

El imperialismo yanqui presiona en el cuadro de la guerra comercial y tensiones geopolíticas.
¿Qué establece el nuevo decreto del gobierno?
120 aniversario de una ignominia yanqui.
Una garantía extra a los acreedores, en la misma sesión que trata el proyecto de rescate de la deuda.
James Mattis se reunirá este miércoles con Oscar Aguad.