30/09/2020 | 1606

Noticiero internacional

Fin de semana caliente en Estados Unidos

Una resolución judicial que allana la impunidad para los efectivos policiales involucrados en el crimen de Breonna Taylor, una joven afroamericana de 26 años, desató una nueva ronda de sublevaciones en Estados Unidos. La ciudad de Louisville, en Kentucky, donde se produjo el crimen, fue escenario de choques con la policía y masivas detenciones desde el miércoles pasado. El fin de semana hubo movilizaciones en Nueva York, Portland y Seattle. En Orange County, California, un conductor embistió contra manifestantes.

En marzo pasado, tres policías de Louisville ingresaron a la casa de Taylor y la acribillaron a balazos. La Justicia de Kentucky acusó al autor de los disparos, el policía Hankison, pero no por el asesinato de Taylor sino por “poner en riesgo a terceras personas”, lo que comporta una pena sensiblemente menor. En el caso de John Mattingly y Myles Cosgrove, los otros dos policías implicados, fueron directamente exonerados.

La rebelión norteamericana sigue en pie. Es necesario echar a Trump y no dar ningún apoyo político al Partido Demócrata, que también aplica la represión.

Más información aquí.

Brasil: se levantó la huelga del Correo

Foto: @luizrochabh / LPS

Los trabajadores del Correo se vieron obligados a levantar la huelga general que mantuvieron durante 36 días, sin haber alcanzado sus objetivos. La huelga más importante desde que comenzó el gobierno de Bolsonaro comenzó cuando el general que puso el gobierno al frente de la empresa estatal de Correos declaró finiquitado el Convenio Colectivo de Trabajo y anuló 70 cláusulas de un total de 79.

El lunes 21 de setiembre, el Tribunal Superior de Trabajo (TST) dictaminó en Brasilia que la huelga debía ser levantada y ratificó la anulación de 50 de las cláusulas. A partir de allí, la burocracia de Findect, una de las dos federaciones en huelga, hizo votar el levantamiento de la medida en asambleas virtuales y minoritarias. Sobre la base de esta ruptura del paro, la otra federación -Fentect- también planteó a sus sindicatos que votaran levantar, para no quedar aislados. Cabe señalar que la CUT en ningún momento convocó a un congreso para discutir un plan de lucha y decretar la huelga general en apoyo a la lucha del Correo.

La heroica huelga del Correo ha puesto al rojo vivo la necesidad de una nueva dirección clasista que defienda los intereses de los trabajadores, tanto en el gremio como a escala nacional, para enfrentar la política antiobrera de Bolsonaro y sus cómplices.

Leé más aquí.

Jornada de lucha en Colombia

Miles de personas ganaron las calles colombianas, el lunes 21, en una jornada nacional de caravanas y piquetes contra la reforma laboral y los crímenes del aparato represivo estatal, a quince días del asesinato del taxista Javier Ordoñez y del estallido popular subsiguiente, cuya represión dejó al menos 13 muertos.

La medida fue convocada por el Comité Nacional de Paro, integrado por las centrales sindicales (CUT, CGT, CTC), organizaciones estudiantiles, sociales y de jubilados. Además del rechazo a la represión y a la reforma laboral flexibilizadora -impuesta por decreto por el gobierno de Iván Duque, que posibilita la contratación por horas e institucionaliza salarios por debajo del mínimo legal-, estuvo presente el apoyo a la huelga de los trabajadores carboníferos contra la multinacional Cerrejón, que pretende avanzar sobre el convenio colectivo e imponer el llamado “turno de la muerte” (siete días de trabajo por tres de descanso).

Se necesita avanzar hacia un paro efectivo, en la perspectiva de una huelga general que detenga el ajuste del gobierno, la represión y los crímenes contra activistas sociales.

Más información aquí.

Honduras: un aniversario de independencia caldeado

En las últimas semanas, a pesar del toque de queda, se registraron multitudinarias movilizaciones en Honduras que exigen el inmediato abastecimiento de los hospitales que, a causa de la corrupción y el ajuste, no pueden enfrentar debidamente la pandemia del Covid-19. La más importante de ellas, el pasado 15 de septiembre, en coincidencia con el aniversario de independencia. Solo en Tegucigalpa, ciudad capitalina, se movilizaron unas 20 mil personas y se enfrentaron a una feroz represión policial.

El gobierno de Juan Orlando Hernández, iniciado en 2014, es una continuidad del golpe de Estado de 2009. En 2017 obtuvo su reelección en un proceso sumamente cuestionado, reprimiendo las protestas contra el fraude con un saldo de alrededor de 30 muertos. Es necesario derrotar en las calles al régimen antipopular y fondomonetarista de Hernández.

Leé más aquí.