07/04/2021 | 1619

Noticiero internacional

Amazon - Bélgica - Myanmar - India

Trabajadores de Amazon en lucha

El 29 de marzo finalizó la consulta que definirá si los trabajadores de Amazon del estado de Alabama, en Estados Unidos, conforman un sindicato. Aún no se conocen los resultados. El gigante del comercio electrónico hizo una intensa campaña contra la sindicalización, que va en línea con la precarización y superexplotación del personal. De todos modos, no pudo quebrar el proceso organizativo.

Mientras tanto, los trabajadores de Amazon en Alemania desarrollaron la semana pasada un paro de 96 horas en reclamo de un aumento salarial del 4,5%. Y los de Italia fueron a su primer paro el 22 de marzo.

Leé más aquí.

Paro general en Bélgica por el salario

El gobierno belga del primer ministro Alexander de Croo intenta imponer un techo salarial del 0,4% para los próximos dos años, lo cual fogoneó un enorme paro general el pasado lunes 29. La medida fue convocada por la Federación General del Trabajo de Bélgica (FGTB) y la Confederación de Sindicatos Cristianos (CSC), las dos principales centrales sindicales del país, logrando paralizar la industria y algunos sectores del transporte. Esta prerrogativa del gobierno de fijar techos a las negociaciones salariales existe desde que fuera dictada la ley de normas salariales en 2017.

La profundización de un curso de lucha desde las bases de los sindicatos aparece como la vía para derrotar esta ofensiva antisalarial de las patronales y el gobierno.

Más información aquí.

Escala la crisis en Myanmar

La junta militar de Myanmar asesinó a más de cien manifestantes en el Día de las Fuerzas Armadas, el 27 de marzo pasado. Durante dicha jornada, miles de personas se habían movilizado en más de cuarenta ciudades contra el golpe de Estado. Son más de 500 los muertos y más de 3 mil los detenidos a manos de las fuerzas de seguridad desde febrero.

El régimen se ha encontrado con una respuesta popular más dura de lo que imaginaba. Decenas de miles de trabajadores se unieron a un Movimiento de Desobediencia Civil, que paralizó los bancos, parte del transporte y de las reparticiones estatales. Además, muchos grupos insurgentes se han sumado a la lucha contra el golpe. El recalentamiento del conflicto entre el gobierno y los grupos insurgentes, así como los crímenes crecientes de la junta y el repudio masivo al golpe, plantean el interrogante de si es posible que se abra un escenario de guerra civil.

Leé más aquí

India, cuatro meses de rebelión campesina

La rebelión de los campesinos en la India sigue golpeando al gobierno del ultraderechista Narendra Modi y con él también a la clase capitalista toda. El pasado 26 de marzo se conmemoró, mediante una jornada de lucha en el marco de un Bharat Bandh (cierre total de actividades, en este caso por doce horas), el cuarto mes de la sublevación.

Los campesinos irrumpieron en el escenario político nacional en agosto de 2020 contra las nuevas leyes agrarias, que los obligarían a vender en forma directa al sector privado (se elimina la compra por parte del Estado a precios sostén), lo que podría llevar a millones a la ruina. El gobierno ha fracasado en su tentativa de sacar a las masas de la calle -militarización, intervención de la Corte Suprema, etcétera.

Leé más aquí

También te puede interesar:

Las patronales y el gobierno pretenden un tope salarial del 0,4%.
La posibilidad de una guerra civil.
Significado y alcance. Escribe Pablo Heller.
Brasil - Italia - Mauritania