26/01/1995 | 437

Ocupación victoriosa

Después de tres semanas de huelga con ocupación, los trabajadores de las plantas de La Courneuve y Petit-Quevilly, del pulpo GEC-Alsthom, uno de los grandes fabricantes europeos de turbinas de gas, lograron imponerle un recule a la patronal.


Los huelguistas impusieron el reconocimiento de un acuerdo firmado en 1991, tras una huelga, que establecía el congelamiento de los despidos hasta 1997 y que la patronal pretendía desconocer. Junto con esto, lograron el pago de una suma fija y un aumento de salarios similar al que obtuvieron recientemente  sus compañeros de la planta de Belfort, también mediante la ocupación de la planta. Lograron también una serie de mejoras para los trabajadores de planta exterior (los que trabajan montando las turbinas en sus lugares de destino).


La lucha de la GEC-Alsthom comenzó hace más de un mes en la planta de Belfort: sus 600 trabajadores ocuparon la planta y sus piquetes paralizaron el trabajo de todas las plantas en el parque industrial de la GEC en Belfort, donde trabajan 7.500 obreros. Los piquetes de Belfort lograron mantener su propia huelga y además extender su “ejemplo” a otras plantas. La extensión de la huelga, con ocupación y piquetes de Belfort a La Courneuve y Petit-Quevilly, constituye una importante derrota para la burocracia sindical, que pretendió aislar la huelga inicial de Belfort con el argumento de que “cada planta tiene sus propios problemas” …

En esta nota

También te puede interesar: