26/10/2021

“Proyecto Nimbus”: trabajadores de Amazon y Google repudian acuerdo con Israel

Los trabajadores de Amazon y Google publicaron una valiente carta en el periódico británico The Guardian (12/10). Allí denuncian que las empresas tecnológicas firmaron un acuerdo con el gobierno israelí que profundiza su constante ataque contra palestinos, solo que esta vez sin bombas. Hablamos del Proyecto Nimbus, un servicio de almacenamiento de datos en nubes, que utilizará la Autoridad de Tierras de Israel (ILA, por sus siglas en inglés), promotora de los asentamientos de colonos judíos en territorios palestinos. Según la carta, los servicios podrían ser usados “para recolectar ilegalmente datos de palestinos”.

Por 1.200 millones de dólares, Amazon y Google prestarán sus servicios durante siete años, con posibilidad de extenderlo hasta un total de veintitrés. La infraestructura de servidores y la manipulación de datos recolectados queda únicamente bajo cargo del gobierno y ejército israelí. Si bien la mayor parte del acuerdo es confidencial, lo poco que trascendió basta para desnudar su carácter: el contrato prohíbe que ambas empresas se retiren del proyecto “debido a la presión de los empleados o al creciente movimiento de boicot, desinversión y sanciones (Resumen Latinoamericano, 20/10).

Los trabajadores destacan que dicho acuerdo fue firmado la misma semana que el gobierno de Benjamin Netanyahu autorizó bombardear la Franja de Gaza, causando la muerte de casi 250 personas, en el mes de mayo. Ahora, el nuevo gobierno de Naftali Bennett anunció la construcción de 1.300 viviendas de colonos judíos en Cisjordania (France 24, 25/10).

No es la primera vez que los trabajadores de Google denuncian a la multinacional. En 2018, lograron que la empresa se retirara del Proyecto Maven, que ayudaba al Pentágono en sus ataques con drones. En 2019, sucedió lo mismo con el Proyecto Dragonfly, que facilitaba censuras en los motores de búsqueda en China.

Los trabajadores llaman a que se rompa el contrato y afirman: «no podemos mirar hacia otro lado, ya que los productos que construimos se utilizan para negarle a los palestinos sus derechos básicos, obligarlos a abandonar sus hogares y atacarlos en la Franja de Gaza».

Abajo la ocupación sionista, arriba la organización y solidaridad internacional de los trabajadores.

También te puede interesar:

Tras un reclamo de la Daia, bajaron a la Orkesta Popular San Bomba de la actividad por el “Día de la democracia”.
La empresa siguió operando en medio del alerta meteorológico y seis trabajadores fallecieron.
En Nueva York, lograron las firmas necesarias para habilitar la consulta por la formación de un sindicato.
A propósito del apagón global de Facebook, WhatsApp e Instagram.