23/08/2012 | 1236

Rusia: Putin persigue a los artistas

El 21 de febrero, tres mujeres ingresaron a la catedral de Moscú y, tras acercarse al altar, se dispusieron a cantar una canción en la que piden a la Virgen María que eche a Putin. Esta semana, fueron condenadas a dos años de prisión por vandalismo e incitación al odio religioso.


Las tres mujeres -Maria Alyokhina, Yekaterina Samutsevich y Nadezhda Tolokonnikova- forman parte del colectivo de punk-rock llamado Pussy Riot. "Lo que tenemos en común es imprudencia, letras con carga política y una imagen femenina no convencional", declararon al St. Petesburgo Times.


La canción fue escrita en el marco de las protestas por el fraude electoral. La intervención en la catedral formó parte de las movilizaciones de repudio que protagonizaron miles de rusos.


Los estudiantes, los jóvenes y los artistas tienen un gran protagonismo en la lucha contra el régimen policial de Putin y sus permanentes atropellos, el cual está organizado sobre los restos del estalinismo. Hace una década, Rusia hizo su propia ley antiterrorista, que en la actualidad facilita holgadamente el trabajo a Putin y a los guardianes del régimen. Esa ley "antiextremista" se emplea para perseguir y reprimir cualquier expresión que se considere una amenaza, tanto para el gobierno como para la vetusta Iglesia Ortodoxa. Esta es la herramienta que el gobierno ruso está utilizando para hostigar a la juventud y encerrar a sus artistas.


Los gobiernos de Estados Unidos y Europa calificaron la condena de "desmedida". O sea que justificaban la sanción represiva.


A principios del año, el Frente de Artistas realizó -casi simultáneamente a la protesta- una muestra en la que participó con un video el grupo ahora encarcelado, junto a más de treinta artistas también perseguidos en Rusia. Esta solidaridad política y práctica se conjuga con el gran número de artistas que se han sumado a la campaña por Mariano, dando cuenta así de una tendencia mundial de los artistas quienes se vinculan a los movimientos de lucha y forman parte de ellos.


Desde el Frente de Artistas, llamamos a iniciar una campaña por la libertad inmediata de las integrantes de Pussy Riot y de todos los perseguidos políticos del gobierno de Putin.

En esta nota