06/06/1995 | 450

“Trotsko-lulistas”

Cuando la dirección del PT brasileño liquidó toda democracia interna y expulsó administrativamente del partido a un conjunto de corrientes combativas; cuando luego invitó a su Congreso al cónsul norteamericano en San Pablo; cuan­do desde los puestos de comando del Estado reprimió las huelgas obreras; dijimos que el PT —convertido en un partido de burócratas sindicales y del Estado y de rompehuelgas— se había terminado como un canal para cualquier experiencia real de la cla­se obrera.


La única función política de quienes se titulan “tendencias de izquierda” dentro del PT es encu­brir a la dirección oficial. Este es el tristísimo papel que ha jugado en la huelga petrolera la organización lambertista O Trabalho.


Su principal dirigente, Markus Sokol, envió una carta a la Folha de Sao Paulo «‘desmentir», oficial mente, la información aparecida I en ese diario de que “el PT fuerza a la CUT a luchar por el fin de la paralización’! El lambertiano «in­forma” que, por el contrario, “la Comisión Ejecutiva (del PT) deci­dió reafirmar su solidaridad con los huelguistas”… sin poder ofrecer ninguna prueba concreta y mili­tante de esa “solidaridad’ ’ y pasándole una esponja a la monumental I traición de la dirección del PT a la I huelga.


El papel de Sokol lo puso en I evidencia el propio periodista que | redactó la nota que el lambertiano “desmiente”. “El señor Sokol— escribe en su respuesta— está entre las varias fuentes oídas por Folha para confirmar la posición Luir, Inacio da SÍlva(Lula) favora­ble al levantamiento de la huelga


Los “izquierdistas” del PT como se ve, han adoptado la “cultura del off de record”

En esta nota

También te puede interesar:

Brasil - Estado español - Chile
Bolsonaro organiza marchas. Lula llama a “no perder la esperanza”.
El ídolo, la política brasilera y los negocios en la serie documental de Netflix..