14/08/2014 | 1327

Una ola de huelgas sacude a Sudáfrica

Los 200.000 trabajadores metalúrgicos nucleados en Numsa (sindicato escindido de la Cosatu) rechazaron la oferta miserable de las patronales y conquistaron un aumento salarial promedio de 10 por ciento anual para los próximos tres años, luego de una huelga de un mes que impactó en la producción de hierro y acero, y en la fabricación de piezas de automotores (Toyota y Ford tuvieron que cerrar sus plantas). La medida sucede a la también victoriosa huelga de ¡cinco meses! de los mineros del platino de Amcu, la más prolongada de la historia del país. Los trabajadores de la eléctrica estatal Eskom se movilizaron y podrían ir también a la huelga contra la propuesta de aumento del 5%, que no compensa la inflación. El Sadtu, que nuclea al 70% de la docencia, también amenaza con huelgas por condiciones de trabajo y aumento salarial. El notable ascenso huelguístico en el país ha llevado al gobierno y la burguesía, según Financial Times (25/7), a discutir una reforma de las leyes laborales que recorte el poder de las organizaciones obreras.
G. M.