12/05/2021

Villa Gesell tuvo su convocatoria en apoyo al pueblo colombiano

A 13 días de la rebelión popular en Colombia se expandió como un reguero de pólvora todo tipo de solidaridad hacia el pueblo hermano en lucha.

En Villa Gesell tuvo lugar la convocatoria por parte de la comunidad colombiana que reside en la localidad para concentrarse en la plaza de la 139, una plaza de la periferia que se caracteriza por las ferias comunitarias en las que se venden diversos elementos usados. Allí hubo intervenciones que giraron en torno a la consigna Fuera Duque, al repudio a la represión que están viviendo los familiares y al deterioro de las condiciones de vida.

El pueblo colombiano ganó las calles para reclamar Fuera Duque y en rechazo de la reforma tributaria que éste buscaba imponer descargando el peso de la recaudación impositiva sobre lxs trabajadores. Pero -como bien explicaron los compañerxs presentes en la jornada- esa reforma fue sólo la gota que rebalsó el vaso. Lo que pasa es que en Colombia -así como en toda América Latina- han avanzado en los últimos años los procesos privatizadores de la educación, de la salud y la jubilación; ha crecido enormemente el índice de pobreza y desocupación, avanzó la represión brutal a activistas y luchadores populares, y ha habido un enorme retroceso de las condiciones de vida de las masas.

Desde nuestra organización entendemos que el pueblo colombiano, el pueblo argentino, el pueblo chileno, el boliviano y todos los pueblos de América Latina compartimos una agenda de lucha. Durante los últimos años en nuestro país venimos enfrentando las políticas de ajuste dictaminadas por los distintos gobiernos que -sin distinción de color político- ponen por delante las ganancias capitalistas en detrimento de las necesidades de la población.

Desde el Partido Obrero estamos empeñados en el triunfo de la rebelión colombiana, para que se vaya Duque, para que se dé por tierra con la reforma tributaria antiobrera y para que se pueda abrir una perspectiva por el gobierno de las/os trabajadores en Colombia y en toda América Latina.

Una perspectiva distinta a la que plantea el gobierno argentino de Alberto Fernández, que llama a abandonar la calle, abandonar la rebelión, y sentarse a negociar con Duque, el asesino del pueblo. Defendemos el derecho a la rebelión del pueblo colombiano, entendiendo que es la manera de derrotar los planes fondomonetaristas.

Defendemos que un pueblo pueda decidir cuándo poner fin a un gobierno como un derecho democrático elemental.
El triunfo de la rebelión colombiana sería un faro para el conjunto de los pueblos de América Latina que se encuentran bajo la órbita del FMI resistiendo en las calles las reformas antijubilatorias y antiobreras, los despidos y el hambre, todas políticas que golpean doblemente a la mujer trabajadora.

La agenda de lucha del pueblo colombiano es la agenda de lucha del pueblo argentino. Y como dice el pueblo colombiano movilizado: “para avanzar hay que parar”. Sigamos organizándonos, en solidaridad con el pueblo colombiano, y por cada una de nuestras demandas en el distrito.

 

También te puede interesar:

No solo es una privatización encubierta, es un paso en el desmantelamiento de la planta naval.
Kicillof y su ministro de salud, Daniel Gollán contra la estatización del sistema de salud.
La presencialidad irresponsable desnudó el vaciamiento de la educación pública.
Vamos todos el próximo jueves al Ministerio de Trabajo.