fbnoscript
23 de septiembre de 2010 | #1147

SE EXTIENDE EL ESTUDIANTAZO | La Plaza llena contra Kirchner y Macri

El estudiantazo copó la Plaza de Mayo, superando todas las previsiones de la convocatoria. No fueron veinte, sino treinta mil los compañeros que se movilizaron de Congreso a Plaza de Mayo, donde se realizó el acto final. La participación de una multitud coronó una jornada en la cual, a 34 años de "La Noche de los Lápices", los gobiernos nacional y provinciales fueron colocados en el banquillo de los acusados por su responsabilidad en el hundimiento de la educación pública. El carácter integral de la denuncia fue tal que hasta La Nación tuvo que reconocerlo en su tapa: "Los estudiantes, contra Cristina Kirchner y Macri" (17/9).

La composición, una radiografía de las luchas en curso

Se destacó la impactante columna de la Coordinadora Unificada de Estudiantes Secundarios (Cues), con cerca de 8.000 secundarios de la Ciudad a la cabeza. La Fuba, por su lado, marchó en masa, con miles de estudiantes, en medio de lo más álgido de las ocupaciones de facultades, encabezando a los universitarios junto a la Fulp. El 16 encontró a Filo, Sociales y Psicología tomadas, que aportaron numerosísimas y festivas columnas; Arquitectura, Ingeniería y Exactas también se encontraban en lucha. El Iuna tuvo una imponente participación; lo mismo la Interterciaria. Por el lado de los docentes universitarios, llegaron a la Plaza en medio de un paro de 48 horas, que involucró a la Conadu Histórica y a cinco asociaciones de base de la Conadu "Flamarique". Además, participó en la cabecera una combativa delegación de los trabajadores de Paraná Metal. En resumen, considerando sólo esta parte de la marcha podía apreciarse un cuadro convulsionado de la lucha a nivel nacional. Pero había un dato fundamental más que da cuenta de la extensión en curso: la enorme movilización proveniente del conurbano bonaerense, con estudiantes y docentes de todos los niveles.

Lucha política

La propia movilización fue el escenario de una pelea política. El kirchnerismo se jugó a fondo para impedir el choque del movimiento de lucha por la educación pública con el gobierno de Cristina, procurando reducirlo a la pelea Macri. Para esto, intentó desde levantar las tomas universitarias hasta cambiar el recorrido de la movilización con mandatos truchos. Ya en la marcha, una columna del Movimiento Evita y afines, rodeada por una patota de "seguridad", intentó obstruir la llegada a Plaza de Mayo para limitar la denuncia al macrismo. Sin embargo, como en todas las maniobras antedichas, fueron derrotados. La ultraminoritaria participación K era incapaz de impedir que decenas de miles de compañeros copáramos la Plaza para reclamar a los Kirchner y a los Macri.

Vamos por más

La vitalidad del movimiento de lucha por la educación pública es enorme y crece en la medida en que los gobiernos eluden dar respuesta a los reclamos. Progresa, también, al desarrollarse la conciencia del carácter integral de esta pelea, es decir, contra K y Macri, contra un régimen. Sobre esta base, es tiempo de profundizar la extensión del estudiantazo. Una próxima parada será el jueves 30 con acciones de lucha en todo el país, que en la UBA se expresará en copar la Expo de los negocios y la privatización. Lo dijimos: esto recién comienza.

Alejandro Lipcovich, presidente de la Fuba

En esta nota:

Compartir

No cars.

Comentarios