fbnoscript
7 de marzo de 2013 | #1258

No a la proscripción en la carrera de Trabajo Social-UBA

En absoluto secreto, la gestión de Trabajo Social de la UBA, -agrupación kirchnerista Lucia Cullen-, definió la oferta de centros de prácticas para los talleres del año 2013. Los centros son los lugares en los cuales los estudiantes de TS hacemos las prácticas de la carrera.

Las autoridades los copan ofreciendo prácticas en Cáritas, o en diferentes organismos del Estado. Ahí, los estudiantes ejecutamos prácticas meramente asistencialistas o paliativas. Lejos de ser una instancia formativa, terminamos haciendo encuestas o trabajando gratuitamente para el Estado, que es el lugar por excelencia donde vamos al graduarnos, con salarios muy por debajo de la canasta familiar y como monotributistas en la mayoría de los casos.

Los centros que pretenden proscribir plantean la construcción de otro trabajador social, que no se apoltrone en las secretarías de los ministerios, ni defienda de manera acrítica las políticas "sociales" del gobierno, sino que busque transformar la realidad desde una perspectiva de clase, contribuyendo en nuestra acción profesional a una alianza estratégica con los oprimidos. Sin argumentos académicos, las autoridades adelantaron el rechazo de las propuestas, a pesar de que en el pasado contaron con la evaluación positiva de estudiantes y docentes titulares.

La camarilla K que maneja la carrera -"La Cullen"- prohíbe estas prácticas por ser independientes y no responder a la política asistencialista y pro Banco Mundial del gobierno. Los "nacionales y populares" entregan a una organización clerical la formación de los trabajadores sociales.

En lugar de ampliar la oferta académica y mejorar la carrera, proscriben y degradan. Estamos preparando una gran movilización estudiantil para defender la carrera, que La Cullen está destruyendo. La experiencia de lucha del año pasado contra la reforma no debe darse por concluida.

La UJS, una de las principales corrientes de esta carrera, se empeñará por impulsar la lucha contra la proscripción, para que se aprueben los centros de prácticas independientes. El centro de estudiantes debería reunirse e impulsar esta lucha. Sin embargo, la actual conducción, Marea Popular, se llamó a silencio, posiblemente para no chocar con los K. Está planteada una gran movilización, pues se trata de una pelea del movimiento estudiantil contra la regimentación de las autoridades (Carta Abierta) de Sociales.

En esta nota:

Compartir